Gripe A: se suspende el fútbol y cierran los boliches desde mañana

Este fin de semana, más precisamente desde mañana, la movida nocturna de la ciudad capital y de La Banda quedará paralizada por diez días, debido a un acuerdo al que llegaron la comuna santiagueña y bandeña con el fin de evitar la propagación del virus de la gripe A.

La medida asoma como el signo inequívoco de extrema preocupación, a raíz del avance de la influenza A, enfermedad que generó una serie de modificaciones en los hábitos de la población, como saludar sin dar besos y el uso masivo de barbijos entre los santiagueños.

El proyecto que pone freno a la actividad nocturna, comenzó a gestarse en La Banda la semana pasada, donde los concejales bandeños tomaron la iniciativa de cerrar los boliches ubicados a la vera de la autopista Juan Domingo Perón, como medida de prevención contra la enfermedad que ya causó cientos de muertos en el mundo.

Sin embargo, una reunión celebrada en el Concejo, siete días atrás, enfrentó a los ediles con empresarios, situando la intención preventiva en un callejón sin salida. "Debemos velar por la seguridad de la población", invitó el juez de Faltas, José Sánchez Gerez. "No tenemos problemas, pero antes ustedes unifiquen criterios con la Capital, porque de nada servirá cerrar los boliches bandeños si Santiago no lo hace", fue la contraofensiva y posición infranqueable de los bolicheros.

Un plan b

Finalmente, el sábado pasado los boliches abrieron sus puertas, ya que los empresarios tuvieron el literal respaldo del Ejecutivo bandeño. Sin claudicar o titubear, surgió un plan B: los concejales bandeños trasladaron la inquietud a sus pares capitalinos y anoche aparecieron los resultados.

Después de dialogar hasta después de las 21, ambos municipios acordaron interrumpir la actividad nocturna, basándose en la necesidad de evitar todo riesgo a la población, tal cual lo reveló Manuel Beltramino, jefe de Gabinete del municipio capitalino.

El funcionario reconoció que el parate quizás implique una medida adversa al grupo de comerciantes y empresarios que animan el mercado nocturno, pero juzgó que el decreto priorizó la salud y protección de la comunidad.

Comentá la nota