Gripe porcina. Qué cuidados deben tenerse durante el embarazo

Las mujeres embarazadas son uno de los grupos considerados de riesgo para la enfermedad. Sepa por qué, cómo protegerse y cómo hacer que no corra riesgo la vida de su bebé.
Durante el embarazo, el sistema inmune se ve naturalmente suprimido porque el feto es un organismo foráneo que de otra forma sería rechazado y por ello las mujeres embarazadas son más vulnerables a infecciones durante este período.

La gripe (ya sea la estacional o la nueva A H1N1) puede ser más complicada en embarazadas con otras enfermedades como afecciones respiratorias, diabetes o hipertensión, según estadísticas de epidemias previas.

Frente a la actual pandemia de gripe A (H1N1) y en la búsqueda por traer tranquilidad a las embarazadas, la Sociedad de Obstetricia y Ginecología de Buenos Aires da una serie de consejos para las embarazadas y las puérperas respecto del cuidado de los recién nacidos.

1- Las embarazadas deben continuar con su control del embarazo intentando no concurrir a hospitales sino a centros de atención primaria para evitar el contacto con ámbitos de circulación de virus.

2- Deben lavarse las manos regularmente (mínimo una vez por hora) y luego de tocar objetos que pudieran estar contaminados como picaportes, manijas, etc. Asimismo deben lavarse apenas llegan al hogar para evitar el ingreso del virus a la casa.

3- Evitar concurrir a lugares con aglomeraciones de personas (centros comerciales, oficinas públicas, etc.).

4- De ser posible no viajar en medios de transporte público y en el caso de hacerlo lavarse las manos con alcohol al descender.

5- Todas las mujeres embarazadas que estén cursando el segundo o tercer trimestre de la gestación deben vacunarse contra la gripe estacional.

6- Frente a casos de fiebre y más aún ante la presencia de síntomas respiratorios, consultar al obstetra. El paracetamol es el tratamiento de elección durante el embarazo.

7- Las embarazadas con infección sospechada o confirmada, o con contacto estrecho con un caso sospechoso o confirmado deberán recibir tratamiento antiviral o quimioprofilaxis.

8- La madre que presente síntomas de gripe o con diagnóstico de gripe, no debe interrumpir la lactancia pero debe lavar sus manos antes de tocar al niño, amamantar con barbijo y, el resto del tiempo, permanecer aislada del recién nacido.

9- Si el afectado por gripe es el bebé debe continuarse con la lactancia por ser la leche materna una fuente única de defensas para el pequeño.

10- Lavar frecuentemente las manos de bebés y niños y todo elemento que el pequeño lleve regularmente a su boca como chupetes, juguetes, mordillos. En el caso de tener hermanos hay que evitar que toquen los elementos del bebé para evitar transmisión de virus.

Comentá la nota