La gripe A podría ser más complicada de tratar en el verano

El problema está en que la población en general no relaciona la temporada estival con las enfermedades respiratorias. Especialistas instan a los santiagueños a mantener vigentes las medidas de seguridad aprendidas en el invierno.
Debido a que la población "bajó la guardia" contra la gripe A porque no relaciona las enfermedades respiratorias con las temporadas estivales, los casos de influenza porcina que se puedan detectar durante el verano santiagueño serían más difíciles de tratar o podrían ser incluso más graves que en el invierno pasado.

Así lo advirtieron varios especialistas consultados por EL LIBERAL, quienes además indicaron que en otros países del mundo tuvieron un brote de influenza porcina durante el verano y señalaron que en la Argentina podría darse una situación similar.

En relación con esta posibilidad, la pediatra Silvana Gelvez, quien atendió varios casos de gripe A durante el invierno en la población infantil santiagueña, indicó: "No sabemos cómo se manifiesta, en EE.UU. se dio en verano, así que tranquilamente podría darse también en nuestro país.

Añadió: "También está el dengue y otras patologías, por eso no hay que bajar la guardia y seguir con las medidas de prevención que se utilizaban durante el brote".

Por su parte, la bioquímica Marcela Iglesias advirtió: "A nivel nacional se sabe que el rebrote podría darse en octubre, en la temporada primavera-verano, porque el virus continúa circulando y las personas han dejado de usar las medidas de prevención porque no relaciona el verano con las enfermedades respiratorias".

Esta apreciación coincide con las perspectivas dadas por las autoridades nacionales que advierten sobre la posible persistencia de la gripe A, sus complicaciones y las víctimas mortales que ha ocasionado.

Al respecto, los expertos advierten que durante el período primaveravera no también hay que estar atentos a los síntomas de gripe A. Las señales de la influenza incluyen fiebre muy alta (38 y 40º), tos seca recurrente, dolor de garganta, moqueo o secreción nasal, dolores en el cuerpo, dolor de cabeza, escalofríos, fatiga, dolor en los ojos, pérdida del apetito, problemas para respirar como falta de aliento.

En el último informe del Ministerio de Salud de la Nación sobre la semana epidemiológica Nº 40 advierten que "en el período analizado se han notificado un total de 1.187.540 casos de enfermedad tipo influenza, fueron recibidas 23.802 muestras, de las cuales 9.196 se confirmaron por laboratorio como influenza pandémica (H1N1)".

Comentá la nota