Por la gripe A, piden prudencia en el Día del Amigo

Las autoridades temen que la celebración de mañana derive en un incremento masivo de contagios. Frente a ello, sugieren evitar las aglomeraciones en los espacios cerrados. En Tucumán hay 160 pacientes internados.
La pandemia de gripe A obliga a realizar algunos cambios de hábitos en la sociedad. O, al menos, eso es lo que esperan las autoridades sanitarias, en la desesperada lucha por frenar la propagación del virus H1N1.

En este contexto, la celebración por el Día del Amigo, que se conmemora mañana (aunque muchos comenzarán a festejar desde hoy mismo), es un tema que preocupa al Ministerio de Salud Provincial, teniendo en cuenta la masividad que suelen tener las reuniones para esta fecha.

"En la medida de lo posible, sería bueno que este año los amigos enfermos se queden en casa para no perjudicar a sus amigos sanos. Y que quienes estén sanos, eviten participar de aglomeraciones y reuniones masivas, sobre todo en lugares cerrados. Es necesario que intentemos cuidarnos entre todos, sobre todo para estas fechas", advirtió el titular de la cartera sanitaria, Pablo Yedlin, en declaraciones a EL SIGLO.

El funcionario reforzó su reclamo a la sociedad recordando que "hay mucha circulación viral y todos estamos expuestos al contagio". Además, recordó que "quienes más se deben cuidar son las embarazadas, obesos mórbidos, diabéticos e inmunodeprimidos, es decir, pacientes con defensas bajas, porque en caso de contagiarse pueden sufrir cuadros gripales mucho más severos y peligrosos".

Por su parte, el titular de Epidemiología del Sistema Provincial de Salud, Rogelio Cali, consideró que "lo mejor sería suspender las reuniones masivas por el Día del Amigo", aunque aclaró que "todo depende de la responsabilidad individual, en el caso de los adultos y de los padres, en el caso de los chicos". El profesional insistió en que "es muy importante que no haya aglomeraciones, sobre todo en lugares cerrados, por lo que hay que seguir apelando a la conciencia de la sociedad, que debe acompañar ayudando a prevenir contagios frente a la presencia de un virus muy contagioso", subrayó.

Cali sugirió, al igual que Yedlin, "que los pacientes que presenten síntomas como tos, fiebre alta y dolores de cabeza y musculares intensos, se queden en casa. También es importante que quienes presenten cuadros gripales consulten al médico ante la aparición de los primeros síntomas, para recibir los tratamientos correspondientes", agregó.

Según consideró el Director de Epidemiología del SIPROSA "lo único que funciona realmente para combatir a la influenza A es la prevención, por lo menos hasta que salga una vacuna, y eso es algo depende casi exclusivamente de la gente", enfatizó.

Son 160 los internados

Yedlin informó que "hay 160 pacientes internados en distintos hospitales públicos y sanatorios privados de la provincia, 16 de ellos en estado crítico y bajo asistencia respiratoria mecánica".

También reiteró que en Tucumán "por el momento hay 14 fallecimientos sospechosos, de pacientes que presentaron síntomas de la enfermedad, aunque todavía ninguno fue confirmado por el instituto Malbrán de Buenos Aires".

Por otro lado, el Ministro de Salud informó que ayer llegaron a la provincia "dos mil dosis de una droga para el tratamiento de casos de influenza A denominada zanamivir, que será suministrada a pacientes que tengan intolerancia oral al oseltamivir". Finalmente, confirmó que en las últimas horas "se pusieron en funcionamiento cinco nuevos respiradores artificiales, cuatro de ellos en el hospital Centro de Salud y el otro en Concepción".

La Municipalidad extendió las licencias

La Municipalidad de San Miguel de Tucumán confirmó ayer que se extenderán por otros siete días las licencias especiales para embarazadas y otros pacientes de riesgo que prestan funciones en la Capital, como medida preventiva para frenar los contagios de gripe A.

En adhesión a lo dispuesto por los gobiernos Nacional y Provincial, la medida dispone que esas personas deberán reintegrarse a sus puestos de trabajo recién el próximo lunes 27 de julio.

Además de las embarazadas, son alcanzados por ese tipo de licencias los pacientes inmuno-deprimidos y aquellos que presentan enfermedades de base como diabetes, obesidad mórbida y cardiopatías, cuyo estado de salud los torna más vulnerables frente al virus de la influenza A.

"La pandemia podría durar cuatro años"

El ministro de Salud bonaerense, Claudio Zin, instó ayer a "no bajar los brazos" y mantener las medidas preventivas contra la Gripe A porque, según advirtió, la pandemia "podría durar tres o cuatro años". "Efectivamente va a ser muy serio todo esto. No es que en dos semanas termina. Tratemos de sostener esto (las medidas de prevención) en el tiempo porque esta enfermedad se va a sostener en el tiempo. Hay que empezar a acostumbrarse a manejarse de este modo. Así deberán ser las cosas de ahora en más, los próximos tres o cuatro años como mínimo", dijo el funcionario en declaraciones radiales. El médico insistió en que "la cantidad de consultas en el área metropolitana está disminuyendo de manera muy notable", aunque recalcó que se deben mantener las medidas de prevención.

"No habrá vacunas para todos"

La comisaria europea de Sanidad, Androulla Vassiliou, advirtió ayer que "no habrá vacunas para todos" y que solamente los pacientes contagiados con la gripe A que integran los grupos de riesgo, como las embarazadas, podrán recibir las dosis, que podrían estar listas para septiembre. La funcionaria reveló que los ministros de Sanidad de Europa se reunirán en octubre para tratar con precisión todos los aspectos sobre la vacunación contra la gripe A y definir quiénes recibirán los tratamientos. En este sentido, Vassiliou consideró "suficiente" destinar las vacunas sólo para los grupos de riesgo -embarazadas, obesos, enfermos pulmonares crónicos y diabéticos- y comentó que la estimativa de la Comisión Europea (CE) es que este segmento ronde los 60 millones de personas en la UE.

Comentá la nota