Por la Gripe A El Municipio de Pilar adhiere al feriado sanitario decretado para el viernes

El jefe comunal firmó el documento por medio del cual mañana habrá asueto administrativo. La misma medida se tomó a nivel nacional y en toda la provincia de Buenos Aires. En Capital Federal no estuvieron de acuerdo con la medida.
Ante el avance del virus de la Gripe A, el gobierno de la nación decretó que el próximo viernes habrá un feriado sanitario por medio del cual se suspenderán las actividades administrativas.

La medida fue acatada por la municipalidad de Pilar y en el día de ayer, el intendente Humberto Zúccaro firmó el decreto de adhesión para que el viernes no haya actividad en el distrito.

La firma del decreto por parte del jefe comuna, se da "en el marco de adhesión al decreto firmado por la Presidencia de la Nación y adherido a la provincia de Buenos Aires para empleados de oficinas públicas".

Pero pese al feriado, "se adoptaran las medidas necesarias a fin de garantizar la prestación de servicios esenciales a la población desde las áreas municipales correspondientes", según informaron oficialmente.

Ese asueto se suma al feriado por la celebración del Día de la Independencia que se conmemora hoy y a la llegada del próximo fin de semana. Y ante ese panorama, los especialistas recomiendan que los cuatro días sin actividad "no sean tomados como unas vacaciones", porque el objetivo de la suspensión de actividades es para evitar el avance del virus de la Gripe A.

"Les pedimos a todos que se queden en sus casas", explicaron los especialistas.

Comercios abiertos con precaución

Ante esa medida, en Pilar la Sociedad de Comerciantes, Industriales, Propietarios y afines, aseguran que el viernes los comercios de la zona abrirán sus puertas pero teniendo en cuenta las medidas preventivas que hay que tomar para evitar contagios.

Desde SCIPA explicaron que esa decisión partió de la Cámara Argentina de Comercio y la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), la cual señala que "la apertura de los locales comerciales quedará a criterio de los comerciantes teniendo en cuenta las necesidades de abastecimiento de la población y asumiendo conductas preventivas en los casos que se opte por atender al público".

En ese sentido, "los locales comerciales podrán permanecer abiertos al público, ya que es importante mantener las actividades de provisión de bienes y servicios esenciales para la comunidad dentro del contexto de los cánones de prudencia y solidaridad que dictan las normas de lucha contra la enfermedad".

Comentá la nota