Gripe A: ya hay 4 muertos y apuntan a grupos de riesgo

Ayer se supo de otras tres víctimas; 12 infectados están graves; priorizan los casos más vulnerables
El Ministerio de Salud informó ayer que murieron otras tres personas infectadas por el virus de la gripe A, y que 12 pacientes se encuentran muy graves, internados en salas de terapia intensiva en hospitales del área metropolitana.

Las víctimas mortales, que serían un joven de 28 años y dos menores de edad, se suman a la beba de tres meses fallecida anteanoche en el Hospital Posadas. En todos los casos se trataría de pacientes vulnerables, con enfermedades preexistentes.

El preocupante avance de la pandemia en el país obligó a las autoridades sanitarias a adoptar nuevas medidas. En especial, se redefinió lo que es un caso sospechoso y se decidió priorizar el tratamiento médico de pacientes de grupos de riesgo, entre los que se encuentran los menores de 2 años, los mayores de 65 y los que padecen afecciones crónicas respiratorias o sean inmunodeprimidos, entre otras enfermedades.

Ahora se considerará caso sospechoso de influenza A a quien presente 38° o más de fiebre, tenga síntomas de afecciones respiratorias que van desde una gripe hasta una neumonía y resida en la Capital, el conurbano o La Plata, que son las áreas críticas, por la alta circulación del virus.

Esto quiere decir que quienes vivan en esta zona y presenten signos gripales, ahora son sospechosos de haber contraído el virus A (H1N1). Ya no se van a hacer estudios de hisopado para confirmar o descartar la enfermedad. A los pacientes que se encuadren en la nueva definición y presenten complicaciones o pertenezcan a grupos de riesgo se les suministrará directamente oseltamivir (Tamiflu).

"Hemos pasado, en la zona metropolitana, de la fase de contención a la de mitigación de la enfermedad, y se ha decidido impulsar algunas de las medidas recomendadas por los expertos en cuanto al distanciamiento social en las escuelas y en los trabajos", dijo ayer la ministra de Salud, Graciela Ocaña, durante una conferencia de prensa. La funcionaria agregó que "la situación" hace que todos deban tomar medidas para "no contagiarse o contagiar al resto".

La Argentina es ahora el cuarto país del mundo respecto del número de víctimas mortales, pero, entre ellos, el de menor cantidad de contagios confirmados. En México, con 6241 enfermos, fallecieron 108 personas; en los Estados Unidos, con 17.855 contagios, hubo 45 decesos y, en Canadá, con 4049 notificaciones, murieron 7 personas. Aquí, el Ministerio de Salud informó ayer que hay 871 casos confirmados de gripe A, cuatro muertos, y 772 muestras en estudio.

Las tres nuevas víctimas de la gripe A serían, según trascendidos, un joven platense de 28 años que había recibido un trasplante de médula hacía unos años; una niña de 10 años con síntomas de meningitis que estaba internada en la Clínica Bazterrica, en la Capital, y, otro niño con problemas pulmonares, que habría estado internado en el Posadas. Las autoridades sanitarias no dieron precisiones sobre ninguno de los decesos.

Antes de que Ocaña difundiera el nuevo escenario en el conurbano y la Capital, un comité de expertos infectólogos elevó un documento con recomendaciones al ministerio.

Del paquete de sugerencias, las autoridades sanitarias adoptarán algunas, como el cambio de definición de caso "sospechoso" y las recomendaciones de evitar los lugares con aglomeraciones de personas y los viajes grupales (de egresados, por ejemplo) a zonas del país donde todavía la circulación del virus A no se ha difundido en la comunidad. Pero, hasta ahora, son sólo sugerencias.

Es que el nuevo mapa de la gripe A dejó al país dividido. Buenos Aires se transformó en una zona de alto riesgo con una política de "mitigación" contra la enfermedad y, el resto del país, donde se registraron sólo 6 casos, mantendrá las medidas de contención para evitar la diseminación del virus.

De todos modos, el secretario de Políticas Sanitarias, Carlos Soratti, expresó que la diseminación comunitaria del virus no significa un mayor grado de gravedad de la enfermedad. Quiere decir, según el funcionario, que, ahora, más personas serían susceptibles de contagiarse el virus, aunque la mayoría, según indicó, no presentaría complicaciones médicas.

Nuevo contexto

Existen algunas dudas, sin embargo, sobre el nuevo contexto. La más delicada tiene que ver con el sistema de atención primaria que, en los últimos días, estuvo absolutamente desbordado por la cantidad de consultas y, otra, con la administración del oseltamivir (Tamiflu), el único retroviral efectivo dentro de las 48 horas de aparecidos los síntomas de la gripe A.

Al respecto, el Ministerio de Salud informó que el medicamento se suministrará a todos los pacientes que requieran internación o que formen parte de los grupos de riesgo.

"Se va a dar tratamiento a más cantidad de personas que ahora, porque la nueva definición incluye a los grupos de riesgo", dijo el director de epidemiología del Ministerio de Salud, Juan Carlos Bossio.

Los grupos de riesgo, según la definición, cubren un amplísimo espectro de la población.

"Esto no es broma, hay mucho misterio con esta enfermedad y se sabe que mata a uno de cada 50 afectados", advirtió Juan Carr, de la Red Solidaria.

Comentá la nota