Gripe A: el miedo y la responsabilidad

El psiquiatra Fernando Abelenda explora en esta entrevista la relación entre miedo y responsabilidad a partir de la observación del cambio de hábitos que adoptan las personas frente a la pandemia de la nueva influenza.
Fernando Abelenda (FA): Siempre que hablamos de los miedos, sobre todo cuando nos referimos a un objeto tan determinado como la pandemia, siempre se mezcla la historia personal del sujeto. La noticia es la misma pero la respuesta la da el propio sujeto que pone sus propias fantasías en juego. Eso complica el cuadro porque hay personas que toman la enfermedad con la idea del castigo. Esta la posibilidad de que yo me la merezca, es decir tiene una connotación moral o ética que no tiene nada que ver con el problema. Pero creo además que esto tiene otra dimensión porque se fogonea desde los medios y los poderes políticos, con cierta espectacularidad, que este caso particular no lo tiene. Entonces uno escucha a especialistas como el doctor Estamboulian que es una eminencia dentro de la infectología argentina, y él dice que no hay que preocuparse, no cerrar los lugares públicos, no usar barbijo en forma indiscriminada, pero después al otro día ve que las medidas que toman los gobiernos están a contrapelo de esto

Periodista (P): Aquí tenemos distintos ámbitos de responsabilidad, la responsabilidad del Estado que tiene que administrar medidas frente a una enfermedad que pone en riesgo a la población, y las responsabilidades individuales o sociales.

FA: Hay una mezcla ahí, está el Estado, están los medios. Las sociedades, como decía Bourdieu, ya no se constituye en una relación estado sociedad, allí hay que agregar que tipo de sociedad es la que está en juego, y esta es la sociedad del "homo videns". Todo pasa por la imagen, si de golpe en los medios aparecen personas con barbijos y aparecen titulares que dicen murieron tantas personas, se fogonea con el miedo.

P: ¿Qué diferencia hay entre el miedo y la responsabilidad?

FA: Es interesante esto porque la responsabilidad es prima hermana de la culpabilidad. Los analistas decimos que las personas debemos hacernos responsables y ver qué tipo de actitud uno toma frente a las cosas que te pasa. En cambio el concepto de culpabilidad, que es el que usa y general mente se manipula en el sentido de "es culpable el gobierno de hacer tal cosa... o quién será el culpable de tal o cual cosa", y en este momento hay que poner en juego la responsabilidad, es decir que cada uno tiene que hacerse responsable de lo que esta pasando.

Y los miedos aparecen y yo siempre digo que lo miedos nunca son buenos porque hacen sobreactuar las cosas, y una sobreactuación produce mas daño que beneficio.

Hay dos pasiones políticas por excelencia decía Spinoza, que son el miedo y la esperanza. El poder político juega con el miedo y la esperanza, como promesa futura de estar mejor. Spinoza estaba en contra de estas dos vertientes. Y decía que hay que ser realista .Ver que esta pasando y como salimos para adelante.

P: ¿Y qué diferencia hay entre esta sociedad de la información y el conocimiento con la del año mil, en relación a las enfermedades y las epidemias?

FA: No hay que ir tan lejos, en 1918 se produjo la famosa gripe europea que nació en España y mató a millones de personas. Se provocaban aglomeraciones para pedir contra la gripe y esto provocaba una expansión mucho mayor de la gripe. No se conocía demasiado acerca de la enfermedad ni como enfrentarla. Hoy se conoce más y las condiciones de vida de la gente también son mejores. Y otra cosa que tiene que ver con la aldea global, que si sucede algo en un país remoto nos enteramos al otro día en Corrientes.

P: Y además se puede expandir.

FA: Se puede expandir por la movilidad que hay, pero la noticia llega primero y genera miedo inmotivado. Yo soy médico y se que la gripe común en los inviernos mata a muchísimas personas, pero no sale todo el tiempo en los medios.

P: Entonces ¿qué hacer frente a esto?

FA: Calma, y yo cito al doctor Sussini, ex funcionario de salud, que es rescatado por José Gabriel Ceballos en una de sus últimas novelas sobre la lepra, y él decía: 'A pesar de todo hay una inteligencia que trabaja para el bien'. Así que hay que confiar también en que hay mucha gente detrás de esto tratando de hacer las cosas bien.

Comentá la nota