Gripe A: se mantienen las dudas sobre la definición del Clausura

El jefe de Gabinete Sergio Massa desaconsejó la asistencia a espectáculos masivos, aunque aclaró que no la prohibirán. Además no se descarta un decreto de emergencia sanitaria. Así, se mantiene la posibilidad de un Vélez-Huracán a puertas cerradas el domingo.
El Clausura está a las puertas de una definición apasionante. En la última fecha Vélez y Huracán, segundo y primero en la tabla respectivamente, se debaten mano a mano el título de campeón. Pero por el rumor de que el gobierno iba a declarar la emergencia sanitaria por el avance de la gripe A, se deslizó la posibilidad de que el partido se juegue a puertas cerradas y con ello estalló la polémica. Igualmente, en horas de la noche habló Sergio Massa, Jefe de Gabinete y pese a que desaconsejó la reunión masiva de las personas, dijo que no prohibirán los espectáculos deportivos con presencia del público.

Por eso, hasta el momento, los partidos se podrán jugar con público en las tribunas dado que el Gobierno no prohibió la participación en espectáculos masivos. Como sólo la desaconsejó, si se mantiene el escenario, cada hincha decidirá si concurre a los estadios o no.

Igualmente, como aún persiste la posibilidad de que se declare la emergencia sanitaria, queda latente la chance de que el partido del domingo se juegue a puertas cerradas, como se rumoreó en un principio. En ese caso habrá que esperar qué es lo que se determina para los espectáculos deportivos. Sin embargo, parece que los clubes se pusieron de acuerdo y la final se jugará si o si este fin de semana, con o sin público, pero que intentarán adelantarlo al horario de las 15 y no a las 17.10 como estaba programado.

El primero en dar su opinión fue Miguel Calello, vicepresidente de Vélez. En el programa Despertate, de TyC Sports, el dirigente explicó: "Preferimos postergar la final antes que jugarla sin público. No sé cuánto puede durar la emergencia sanitaria, si es que se decreta, pero estamos dispuestos a esperar".

Por otro lado, Carlos Babington, presidente de Huracán, dio su postura en el mismo programa. "Nosotros vamos a jugar el domingo como sea. No podemos esperar porque hay jugadores a los que ya les venció el contrato. Se habló individualmente con cada uno y se arregló para postergarlos hasta el 5 (domingo). Pero si el partido se retrasa no sé qué puede pasar con nuestros jugadores".

Después de las declaraciones cruzadas, los dirigentes de Vélez y Huracán se comunicaron por teléfono y acordaron jugar la final el domingo, a las 15. Aunque esta medida aún no tiene el aval de la AFA.

Mientras se aguarda por una decisión, los dos candidatos retoman esta mañana a los entrenamientos. Huracán tiene un punto de ventaja y con un empate será el campeón. Vélez necesita la victoria sí o sí para dar la vuelta olímpica.

En Vélez, Ricardo Gareca tiene que definir quien acompañará al uruguayo Hernán Rodrigo López. Los nombres que surgen son los de Juan Manuel Martínez y Joaquín Larrivey para reemplazar al lesionado Jonathan Cristaldo, quien sufrió la rotura del menisco interno de su rodilla derecha ante Lanús.

Además, también está pendiente saber que suceda con la evolución de la lesión de Waldo Ponce. El chileno tiene una lesión en la rodilla derecha que se produjo cuando con su seleccionado enfrentó a Bolivia por las Eliminatorias. El miércoles la harán en la AFA una revisión médica. Si no le dan el alta, Vélez pedirá la aplicación del artículo 225 para que pueda jugar Fabián Cubero, expulsado contra Lanús. ¿El equipo? Montoya; Gastón Díaz, Otamendi, Domínguez, Papa; Cubero o Ponce, Razzotti, Zapata; Moralez; Martínez o Larrivey y López.

En la vereda de enfrente, la situación asoma más sencilla. Porque Angel Cappa ya tiene el equipo definido desde la semana pasada. Los once de Huracán para buscar el título serán: Monzón; Araujo, Goltz, Domínguez, Arano; Toranzo, Bolatti, Leandro Díaz; Pastore, Defederico y Nieto.

Comentá la nota