Gripe A en Jujuy: médico sanitarista opinó que no es aconsejable levantar restricciones

"El virus es nuevo y no conocemos su comportamiento", advirtió el doctor Manuel Bernabé Molina, especialista en Salud Pública.
El médico sanitarista Manuel Bernabé Molina estimó que el levantamiento de las medidas restrictivas en locales bailables y espectáculos dispuesto en varias ciudades de la Provincia de Jujuy "no es aconsejable porque es un virus nuevo y no conocemos su comportamiento".

"Una de las medidas de prevención es evitar las aglomeraciones de personas, sobre todo jóvenes, que son los más vulnerables y no sabemos todavía cómo evolucionaran los casos de Gripe A de acá hasta agosto", dijo Molina al ser consultado por El Libertario.

Sobre el panorama que se observa en Jujuy, confió que "la información que tengo es que aumentaron progresivamente los casos con el inconveniente que la muestras de hisopado se envían fuera de Jujuy, a laboratorios de alta complejidad, y la remisión y luego el resultado del laboratorio insumen tiempo. Por lo tanto estamos dependiendo de que el laboratorio de alta complejidad confirme o no nuevos casos".

"Las informaciones dicen que estaban esperando los resultados de nuevos casos y eso nos hace depender de ese resultado y no nos permite concluir que la epidemia está en descenso; al levantarse las restricciones en los boliches se favorecerá la aglomeración de personas y esto hace que las personas estén en contacto unas con otras, lo cual plantea la posibilidad de nuevos contagios", explicó.

Sobre si en Jujuy se observa una conducta responsable en la población frente a la epidemia, el doctor Molina indicó que "hay una falta de educación para la salud en la población en general; me parece que no se aprovechó a la gente del Ministerio de Salud para que elabore mensajes en forma continua para distintos destinatarios, escuelas, lugares de trabajo, etc. Esto significa que también hay que asignarle recursos económicos para que estos valiosos recursos humanos puedan hacer su tarea", estimó.

"Uno de los grandes déficit es la falta de prevención", consideró.

Recordó que "ya la ex ministra Ocaña estaba preocupada, intentando comunicarse con el Ejecutivo nacional para advertir que los casos estaban aumentando y que había que informar a la población. La información salió tarde en la Argentina y en Jujuy", afirmó Molina.

Señaló que cuando se conocieron los primeros casos de la Gripe A se presentó en el Ministerio de Salud de la Provincia y ofreció su colaboración al secretario de Planificación de Políticas Sanitarias del Ministerio de Salud de Jujuy, Marcelo Bellone, quien le comunicó que todas las previsiones ya estaban tomadas.

Sobre si la emergencia deja algún aspecto positivo, reflexionó que "esto nos puede ser útil como para hacer una profunda autocrítica y aprender de nuestros propios errores, uno de ellos es que no hay una política de salud provincial, definida en los objetivos y metas a lograr, cuáles serían las estrategias principales, una política que se podría consensuar con los distintos sectores que tienen que ver con la salud", dijo.

"Hay esfuerzos aislados pero no hay una política de salud definida, por lo menos no está exhibida", amplió para alertar que "habría que corregir la profunda desigualdad social que hay en Jujuy y jerarquizar el área de Educación para la Salud del Ministerio, reasignando recursos para que pueda cumplir con su importante función".

Respecto a la dependencia de Jujuy con laboratorios de Buenos Aires para confirmar los diagnósticos de Gripe A, rabia y dengue, Molina opinó que "ya es hora que se descentralicen estos centros para el NOA y el NEA; en Jujuy hay profesionales valiosos con mucha experiencia que deberían ser convocados para hacer un centro de diagnóstico de enfermedades transmisibles".

Comentá la nota