Gripe por influenza A H1N1 y la crisis sanitaria LA FALTA DE DECISIONES SE PAGA CON VIDAS

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) vuelve a exigir la inmediata declaración del estado de Emergencia Sanitaria, en razón del crecimiento exponencial de la pandemia de gripe por Influenza A H1N1, que ya afecta a gran parte de la población y a los trabajadores de la salud especialmente por su alta exposición.
Esto posibilitará no solo tomar las medidas pertinentes para frenar su expansión, sino también para acompañar esta decisión con los recursos financieros y el nombramiento del personal necesarios en los tres niveles de atención.

Un índice de mortalidad mayor al que nuestros países vecinos tienen demuestra, como refieren muchos expertos, que en nuestro país el sistema de salud sufre una grave crisis, y esta pandemia no hace más que ponerlo en descubierto.

El crecimiento de la pobreza y la indigencia aumentan la vulnerabilidad de la población, así como el deterioro de las condiciones laborales de los trabajadores del sistema sanitario, los hace más susceptibles de enfermedades. De hecho las últimas muertes afectan a parte del conurbano bonaerense y se espera la confirmación que el fallecimiento de trabajadores del sistema de salud de la pcia. de Bs. As tenga origen en la gripe A.

Añoramos los tiempos de Ramón Carrillo, ministro sanitarista, que supo entender la salud en su dimensión integral, y en ese sentido su política sanitaria puso énfasis en el mejoramiento de las condiciones de vida, el fortalecimiento del primer nivel de atención, y en la prevención como base de su enfoque sanitario.

¿Hasta cuando nuestro sistema va actuar desorganizadamente y a demanda frente a los hechos consumados? Tenemos la obligación de instalar un debate en la sociedad, sobre un nuevo modelo de salud que la recupere como derecho soberano y responsabilice al Estado como garante.

Comentá la nota