Gripe A: falta coordinación para combatir la pandemia.

Ciudad , GBA y provincias toman medidas propias.
En plena pandemia de Gripe A, una recorrida por la Ciudad y por el Gran Buenos Aires muestra la total ausencia de medidas conjuntas y coordinadas respecto de los espacios públicos y de las actividades que reúnan a muchas personas. Lo mismo sucede con las provincias: algunas decretaron la emergencia sanitaria y otras no. El jueves, la Organización Panamericana de la Salud había señalado que las recientes elecciones legislativas aplazaron en el país la atención de la gripe. Pasados los comicios, cada municipio está tomando medidas de modo autónomo. Y se da la llamativa situación de que mientras que se clausura un local de comidas rápidas por no respetar la distancia entre mesas, a los pocos kilómetros todo sigue como cuando la nueva gripe no estaba. El infectólogo Héctor Laplumé sostuvo que "se creó un clima loco. Los municipios parecen competir entre sí, como si el que cierra más lugares fuese el mejor". Esta es la situación, distrito por distrito.

Ciudad y Provincia: coordinaron el cierre de las escuelas. Pero en la Capital, además, cerraron universidades, y se aconseja evitar las aglomeraciones, pero no se restringió ninguna actividad o espacio.

San Miguel, Malvinas Argentinas y José C. Paz: trabajan en conjunto. Pero no todas las medidas se coordinan. En San Miguel, la Municipalidad ordenó cerrar los boliches y pubs, y prohibió los bailes en clubes. En tanto, José C. Paz sólo interrumpió todos los torneos deportivos. Y en Malvinas Argentinas hasta ayer no se comunicó la suspensión de ninguna actividad de importancia.

Lomas de Zamora, Almirante Brown, Esteban Echeverría y Ezeiza: ordenaron cerrar discos, teatros, cines y circos. Lomas, cerró además los jardines municipales. Y en Almirante Brown, las piletas.

Quilmes: gran restricción de las actividades. Al cierre de todos los colegios y guarderías se sumó, desde el jueves y por 10 días, el de los pubs, boliches, bingos, teatros, cines y centros recreativos. A los restoranes les exigen al menos 2 metros de distancia entre mesas. Tanto, que un local de hamburguesas de la peatonal Rivadavia fue clausurado ayer luego de que inspectores corroborasen el incumplimiento de esta medida.

Berazategui: No muy lejos de Quilmes, el jueves al mediodía el bingo de la calle 14 estaba repleto de gente (aunque, eso sí, en la puerta había alcohol en gel). En ese municipio se prohibió el funcionamiento de los establecimientos que no dispusieran de una superficie que garantizara la permanencia de no más de una persona por metro cuadrado. Es para restauranes, pubs y boliches.

Florencio Varela: regularon todo tipo de actividades en lugares cerrados. También en el partido de General San Martín la comuna dispuso por diez días corridos el cierre de todos los sitios públicos donde exista concentración de gente, lo que incluye pubs, pools, cibercafés, clubes, natatorios, gimnasios. La medida también alcanza a eventos deportivos y espectáculos. Además, los restoranes deberán adoptar medidas especiales.

Morón: aunque los cines Plaza Oeste y Showcenter venden la mitad de las entradas para que la gente se siente dejando una butaca libre, el Municipio se limitó a interrumpir varios actos públicos.

Ituzaingó: la situación aquí es muy diferente a la de Morón. Hasta el 14 de julio se ordenó el cierre de peloteros, boliches, clubes, cibercafés y ferias. Además se dispuso que durante ese período, las casas de comida deberán mantener una distancia mínima de 2,5 metros entre las mesas y deberán cerrar antes de la 1 de la mañana.

Avellaneda: se dispuso que shoppings, bingos, hipermercados, restoranes y otros establecimientos recreativos en los que exista contacto físico entre concurrentes, deberán ofrecer las condiciones y materiales sanitarios suficientes para asegurar la salubridad. Además, todas las actividades públicas se suspendieron, y se cerraron boliches y pubs.

La Matanza: sólo fueron suspendidas las actividades municipales con público.

Vicente López: se cerraron las cinco piletas climatizadas municipales, se suspendieron todos los talleres comunales y el fútbol infantil. Pero pubs, restaurantes y boliches no cerrarán por ahora.

Informes: Eva Marabotto,

Diego Etcheverry, Mariano Roa, Juan Tejedor, Ignacio Montivero y Victoria De Masi.

Comentá la nota