Gripe A: fallecieron en el Hospital tres pacientes con cuadros sospechosos

Los decesos, ocurridos entre el viernes y ayer, se suman a otra muerte registrada días pasados en un centro privado. Según la Secretaría de Salud, ya suman cuatro los pacientes que perdieron la vida por patologías compatibles con la enfermedad. Mañana miembros del Comité de Crisis concurrirán al Concejo para informar sobre la situación epidemiológica.
El sábado al mediodía el sentimiento de autoridades, médicos y enfermeras del Hospital Interzonal de Agudos San José era de desazón frente a lo inevitable: entre el viernes y la madrugada de ayer fallecieron tres de los seis pacientes que estaban internados en la Unidad de Terapia Intensiva de Adultos del establecimiento con cuadros sospechosos de gripe A. Un hombre joven y dos mujeres embarazadas, una hospitalizada en Pergamino pero con domicilio en la localidad de San Pedro, y otra de Acevedo, a quien la semana pasada el equipo médico había logrado salvar la vida de su bebé, que luego de permanecer en Terapia Intensiva Neonatal durante varios días en las últimas horas, había sido dado de alta neonatal.

"La sensación que tengo y que todos los miembros del equipo de salud experimentamos es de una marcada frustración porque se hicieron todos los esfuerzos para salvar estas vidas, incluso los pacientes habían experimentado alguna mejoría, y luego todo comenzó a complicarse hasta llegar a este desenlace", confesó Gerardo Monacci en diálogo telefónico con LA OPINION, quien aseguró que "evidentemente este virus coloca a la comunidad médica frente a lo desconocido, frente a una enfermedad que tiene un comportamiento y una evolución que en muchos casos no conocemos acabadamente".

"Aún no sabemos si estos pacientes tenían gripe A, las sospechas de los cuadros clínicos nos hacen suponer que sí. Efectuamos las biopsias de pulmón y los análisis correspondientes y remitimos las muestras para que se realicen los estudios, ahora estamos aguardando los resultados para confirmar los diagnósticos", precisó el director del Hospital, consternado por la situación y preocupado por la evolución de otros pacientes, entre ellos dos que permanecen internados en Terapia Intensiva, aunque uno sin asistencia respiratoria mecánica.

En la misma línea mostró su preocupación por los pacientes hospitalizados en la Terapia Intensiva Pediátrica. "Tenemos diez camas ocupadas y estamos enviando a buscar un respirador de refuerzo a la ciudad de La Plata", confió Monacci.

Las personas que fallecieron en el Hospital están dentro de la franja crítica, personas jóvenes y sanas, dos de ellas mujeres embarazadas, que enfermaron y luego de permanecer más de diez días con asistencia respiratoria mecánica desencadenaron en un cuadro de alveolitis hemorrágica, definido por un sangrado intrapulmonar, que en principio terminó causando las muertes, según explicó Monacci.

Lapetina

En conocimiento de los últimos fallecimientos, en diálogo con LA OPINION, el doctor Carlos Lapetina, secretario de Salud del Municipio, actualizó el cuadro de situación de la ciudad en torno a la enfermedad y aclaró que "de Pergamino, las personas fallecidas por cuadros sospechosos de gripe A suman cuatro" y remarcó que "no estarían dentro de la estadística local el fallecimiento de una joven de San Pedro y de un hombre de la localidad de Arrecifes".

"Estas personas murieron en Pergamino, porque no hay que perder de vista que la ciudad cuenta con un Hospital Interzonal que recibe pacientes de la región", explicó el funcionario, al tiempo que remarcó que de los cuatro fallecidos, tres murieron en el Hospital y uno en un centro privado.

En todos los casos se realizaron las pruebas correspondientes y se enviaron las muestras para la realización de los estudios.

Consultado respecto de las cifras de casos sospechosos, el secretario de Salud del Municipio explicó que no estarán hasta fin de mes, cuando se consoliden las estadísticas de influenza y aclaró que "esto es así desde que pasamos de la etapa de contención del virus a la de mitigación".

Igualmente, y en coincidencia con lo que ocurre en el Hospital y en las clínicas privadas, Lapetina admitió que "en los últimos días en los Centros de Atención Primaria se evidencia un descenso en el número de consultas que se atienden ya sea por casos de gripe como por patologías respiratorias que se reciben en el marco del plan de contingencia por Infecciones Respiratorias Agudas Bajas (Irab)".

"Aunque no podemos evaluarlo todavía, esto nos hace suponer que las medidas restrictivas tomadas en Pergamino han dado buenos resultados", estimó y planteó que "ahora tendremos que determinar si conseguimos cortar la transmisibilidad del virus".

En el Concejo

Tanto el secretario de Salud como el director del Hospital confirmaron a LA OPINION que mañana a las 19:00 los integrantes del Comité de Crisis concurrirán al Concejo Deliberante para participar de una reunión en la que se trazará un cuadro de la situación epidemiológica en el ámbito local y se avanzará en la formulación de sugerencias, atendiendo a que las medidas restrictivas tomadas por el Municipio caducarán en la medianoche de mañana.

Respecto de cuáles serán las sugerencias en orden a los caminos a seguir, tanto Gerardo Monacci como Carlos Lapetina coincidieron en señalar que "seguramente recomendaremos levantar las medidas restrictivas, aunque con la recomendación enfática a que la comunidad no baje la guardia en cuanto a las medidas de prevención".

"Científicamente consideramos que estamos en condiciones de levantar las restricciones a determinadas actividades, pero manteniendo el pedido de no concurrir a lugares cerrados donde haya concentración de público", amplió el director del Hospital San José, al tiempo que recordó que "aún se aguarda un pico de la enfermedad, no descartamos que eso ocurra y todos tenemos que estar alerta porque en ese caso habría que reconsiderar nuevas medidas".

En la misma línea, Lapetina manifestó que habiéndose cumplido dos ciclos (entendiendo por ciclo la cantidad de días durante los que una persona infectada contagia el virus) y esto hace suponer que desde el punto de vista epidemiológico hemos intentado cortar la transmisibilidad, pero eso no debe significar bajar la guardia, por el contrario que los lugares vayan a estar abiertos, significa que como comunidad deberemos tomar mayores recaudos".

Por último, y defendiendo las medidas que se fueron tomando en la ciudad desde que se estableció la emergencia, el secretario de Salud de la Comuna recordó que "la mayoría de las localidades que conforman la Región Sanitaria IV hemos tomado medidas restrictivas, algunas con mayor y otras con menor alcance, pero todas hemos actuado en una línea común y hemos asumido una fuerte responsabilidad en este sentido, pensando en la salud de la población. Después llegará la hora de analizar las razones que nos impulsaron a tomar esos caminos de acción y el acompañamiento o no que hemos tenido de los Gobiernos provincial o nacional, pero por lo menos 20 localidades que hemos relevado han tomado medidas más o menos en la misma línea de las que instrumentamos nosotros, y en todas el resultado está a la vista", sentenció, poniendo el acento en la necesidad de que "la gente siga acompañando este compromiso con responsabilidad, porque estamos frente a un virus que no conocemos y debemos tomar todos los recaudos necesarios para no enfermarnos".

De no mediar cuadros en la evaluación de las autoridades, todo hace suponer que esta semana se liberarán de restricciones a actividades que hoy están limitadas por la emergencia. En el marco de una realidad epidemiológica que cambia día a día, la responsabilidad quedaría en manos de cada ciudadano que, teniendo la posibilidad de concurrir a lugares de esparcimiento, decidirá sobre su propia salud y la de otros a cada caso.

Comentá la nota