Por la gripe, estudian decretar un feriado sanitario el viernes

La medida podría ser comunicada por la Presidente entre hoy y mañana. Se trata de una alternativa para evitar el contagio de la influenza A en el ámbito laboral. Descartan que esté en análisis un cierre generalizado de espacios públicos o la suspensión de actividades
Ayer, luego del encuentro que mantuvieron Cristina Kirchner y Juan Manzur en la residencia de Olivos, surgió la posibilidad de que, por la expansión de la influenza A en el país, la Presidente otorgue asueto el próximo viernes, que será un día "sandwich" entre el jueves feriado y el fin de semana. Sin embargo, la decisión se conocería entre hoy y mañana.

"Por ahora son sólo rumores, todavía no se decidió nada", informaron fuentes del ministerio del Interior, aunque ayer el ministro de Salud no descartó la medida, aunque dijo que está a consideración de la Presidente.

"Es lo único que está en análisis", confió al diario La Nación una fuente oficial que sigue de cerca las determinaciones del Comité de Emergencia.

La intención es que no haya actividad el 10 de julio como medida preventiva para evitar el contagio de la gripe en el ámbito laboral, se indicó, al tiempo que se descartó que estuviera en análisis un cierre generalizado de espacios públicos o la suspensión de actividades.

La conferencia de Manzur

En conferencia de prensa, tras finalizar el encuentro con los ministros de Salud de todas las provincias, que integran el Consejo Federal de Salud, Juan Manzur explicó que "desde la semana epidemiológica 19 hasta ahora la presencia del virus es del 90% y desplazó a los virus que producían este tipo de enfermedades".

Y reiteró que "oficialmente" son 60 las víctimas fatales en el país a causa de la gripe A H1N1.

Al finalizar la reunión que empezó a las 14 con los ministros de salud de todas las provincias y cuyo tema excluyente fue la situación de pandemia mundial por la gripe A, el ministro de Salud remarcó que analizaron cómo se comporta el virus en los 123 países donde está presente.

Una vez hecho este análisis con todos los ministros y lo que cada provincia vive, dio a conocer las definiciones de los expertos convocados por el Gobierno para combatir la pandemia.

"En principio, consensuamos qué es un caso sospechoso", explicó Manzur, quien detalló que se trata de "toda persona que presenta enfermedad respiratoria aguda febril con fiebre mayor a 38 grados en un espectro que va desde influenza a neumonía", de quienes dijo que deberán permanecer en aislamiento domiciliario.

Acerca del uso de barbijo, remarcó que "las personas sanas no tienen que usarlo, sí quienes trabajan en hospitales y las personas enfermas".

Sobre el tratamiento de la enfermedad, dijo que la recomendación de los expertos que adoptó el Consejo es que sea tratada como portadora de influenza A "toda persona que sea calificada como caso sospechoso y pertenezca a alguno de los grupos de riesgo dentro de las 48 horas de iniciados los síntomas".

"En una primera etapa se produjo la contención para hacer el bloqueo de los contagios. Hoy vivimos una etapa de mitigación. Los estudios virológicos sólo se deberían realizar en caso de enfermedad respiratoria grave", aseguró el ministro.

En el Salón Ramón Carrillo de la cartera sanitaria, Manzur subrayó que "es correcta la decisión adoptada hasta ahora por las provincias de decretar la emergencia sanitaria" y sostuvo que "es una determinación administrativa para utilizar los recursos con una agilidad mayor".

Tras asegurar que "la situación seguirá siendo monitoreada permanentemente" explicó: "Los fallecidos confirmados en el último informe es de 60. En cuanto a la cantidad de los que suponemos que han tenido contacto con el virus, si tomamos desde enero hasta hoy los casos de enfermedades tipo influenza –que es de 340 mil pacientes- desde el 7 de mayo que se confirmó el primer caso hasta ahora, hay 105/107 mil pacientes".

Comentá la nota