Gripe A: esta semana deciden si cierran también bares y restoranes

La mira está puesta en el 17, cuando se cumplen los 15 días sin boliches. Peligran los festejos del Día del Amigo. Reticencia a acatar las medidas.
Llegaron a Argentina 400 mil tratamientos contra la gripe A

13 de julio de 2009

El 20 de julio, Día del Amigo, está marcado con resaltador en la agenda del Ministerio de Salud. Es más, todo el próximo fin de semana será clave en las acciones que se determinen para controlar la pandemia de gripe A en el territorio mendocino.

La cosa es simple, el Gobierno debe determinar si extiende la medida de mantener cerrados los boliches más allá del 17 de julio y si no hace lo mismo con bares y restoranes a partir de esa fecha.

Desde la cartera de Salud nadie va a adelantar precisiones hasta mediados de semana.

Es más, ayer no hubo actualización de la cantidad de personas que actualmente reciben el tratamiento ni de nuevos casos positivos o negativos.

Se supone que en estos días se evaluarán los resultados de las primeras medidas tomadas. Es decir, el cierre de boliches, casinos y peloteros dispuesto hace 10 días.

El problema que se presenta ahora es el de bares y restoranes, clásicos lugares de encuentro para el Día del Amigo, que en Argentina se festeja religiosa y masivamente.

Hasta hoy sólo hay una sugerencia por parte del Gobierno para este rubro: reducir 50% la cantidad de clientes en cada salón. La idea es evitar la aglomeración de personas que propicie el contagio de la famosa gripe.

Como esto no ha sido cumplido por algunos propietarios de negocios gastronómicos y una parte de la población también ha hecho caso omiso, sobre todo los fines de semana (ver aparte), la medida siguiente sería poner una limitación total, similar a la de salones bailables y peloteros en restoranes.

Poniendo negro sobre blanco, lo que puede pasar es que se mantengan cerrados los casinos, peloteros y boliches y que los bares y restoranes corran la misma suerte a partir del 17 de julio.

No se sabe por cuánto tiempo. Habrá que esperar el "minuto a minuto" de la pandemia, que irá marcando los medidísimos pasos que el consejo interministerial tomará hasta fines de mes.

Es que, como ya lo ha expresado varias veces el titular de Salud en la provincia, Sergio Saracco, es probable que el pico de enfermos se produzca durante las próximas dos semanas y luego se establezca una meseta. Después comenzaría a bajar en la medida en que se acerque la primavera.

Por supuesto, los nervios de los empresarios de los rubros que se ven afectados por las decisiones gubernamentales ya están crispados.

"Pero se trata de una cuestión de salud", dijo lapidariamente Yamila Cerezo, titular del programa de Diversión Nocturna.

Comentá la nota