Gripe A: dicen que hay menos casos y las escuelas ya no cierran

Hay preocupación por nuevos casos de gripe A, pero a nivel oficial los datos indican que hay menos casos. Además, aseguran que hay suficiente cantidad de dosis para los tratamientos y ya no se recomienda cerrar establecimientos educativos. "Ya estamos conviviendo dentro y fuera con el virus", aseguran las autoridades sanitarias.
La aparición de nuevos casos de gripe A generó preocupación y hasta una marcha en las puertas del Colegio Estrada de parte de alumnos que no querían entrar a la escuela. Sin embargo, el Dr. Raúl Mángano, médico infectologo e integrante del Comité de Crisis, quiso tranquilizar al brindar datos oficiales. Dijo que "se ha observado una tendencia decreciente, con diferencias notables entre julio y agosto. En julio se contabilizaron 624 tratamientos y en todo el mes de agosto 239. No son casos confirmados, pero la diferencia es de 3 a 1".

En tanto, el tratamiento con Tamiflú sigue siendo el indicado en todos los casos y en la ciudad hay suficiente cantidad de medicación para la población. "Hay suficiente cantidad de medicamentos, no hemos tenido problemas en ese sentido, estamos recibiendo bien la cantidad de dosis, hay incluso en el sector privado. Ha aparecido una fórmula pediátrica y no hay ningún tipo de restricción ni problemas en el acceso a la medicación", aseguró el profesional.

"El tratamiento sigue siendo el mismo, la misma droga, mantenemos el nivel de vigilancia, el seguimiento de casos sospechosos y las precauciones son las mismas. Todo ha disminuido pero el virus sigue circulando, no hemos podido comprobar la desaparición", agregó.

Por eso que las cifras sean menores es un dato alentador para los profesionales médicos. "Es un virus que se sigue estudiando, por lo que no se sabe cuándo puede dejar de circular".

Escuelas abiertas

La decisión corresponde al Ministerio de Salud y Educación de la Provincia: las escuelas adonde haya casos de gripe A no deben cerrar. "Cuando pasaba de una fase inicial que se detectaba se intentaba bloquear y contener al lugar donde estaba. Pero cuando el virus pasó a circular por la comunidad y pasó a estar dentro y fuera de los colegios, se vio que la política del cierre del colegio en si no era efectiva para la población", detalló ayer el Dr. Mángano.

La Escuela Estrada es una de las varias adonde se detectó un caso, "la madre de una alumna nos avisó que su hija tenia diagnóstico de gripe A. Por eso nosotros nos comunicamos con las autoridades municipales y educativas y nos sugirieron no suspender las actividades y extremar las medidas de prevención", explicó a este medio Mónica Turrina, desde la Dirección de ESB. La decisión de la escuela fue la de informar al resto de la población estudiantil, lo que derivó en una queja de parte de un grupo de estudiantes en la tarde de ayer.

Unos treinta alumnos se presentaron en las puertas del establecimiento con un cartel que decía "No entren. Gripe A. Warning". Las autoridades educativa salieron a la vereda a dialogar con los chicos y decirles que en caso de que no ingresen como la mayoría de los estudiantes, avisarían a sus familiares que estaban afuera.

"Nosotros decidimos profundizar la ventilación diaria de los salones, la desinfección con lavandina de los bancos y demás. Y nos pareció coherente la comunicación a la comunidad educativa, sobre todo por los chicos que forman el grupo de riesgo que también los tenemos como alumnos. Pero la decisión de las autoridades nuestras es que ya no se deben cerrar escuelas y nosotros no tenemos autonomía para decidir lo contrario".

Por otro lado, las embarazadas siguen siendo un grupo de riesgo. "Las embarazadas, los enfermos respiratorios, algunos enfermos oncológicos, HIV positivos, pacientes con enfermedades metabólicas. A todos ellos la aparición de este virus les genera una peor evolución", explicó el médico. "En julio no sabíamos tanto sobre el virus, pero yo nunca vi tantas neumonías en embarazadas". Por eso, los profesionales de la salud son conscientes que han aprendido mucho del virus. "Nunca habíamos estado ante un virus de estas características, aprendimos mucho. Hemos trabajado con colegas y especialistas para aunar criterios y trabajar en equipo".

Incluso han llegado a la Argentina de otros países para ver qué sucedió en nuestro país porque aquí convivieron por primera vez el virus de la gripe común y el H1N1. "También sirvió para que se vacunen más personas, con lo cual el año próximo habrá un mayor porcentaje de población vacunada". Además, el Dr. Mángano destacó como positivo que "las precauciones van a quedar en el hábito de la gente, los cuidados, el uso del alcohol en gel, los pañuelos descartables, cosas que se pueden incorporar como hábitos y eso es bueno".

Lo que resta, mientras tanto, es continuar el estudio del virus y confiar en que llegará una importante cantidad de dosis de vacunas el año próximo. La vacuna está en preparación y se calcula que en un mes podría salir al mercado. "Será fruto de ulteriores estudios el hecho de saber a quiénes se aplicará el año que viene. Seguramente las embarazadas serán parte de los grupos, pero aun no se sabe qué cupo le corresponderá a América Latina. Para un país de nuestra población se necesitarían 8 millones de dosis, que seria algo no realista. Tendremos que esperar un poco más para saber eso", concluyó el médico.

Comentá la nota