Gripe A: Destacan la necesidad de que la población no entre en pánico, ya que la letalidad del H1N1 es similar a la de la gripe común

Nuestro medio entrevistó en exclusiva al Coordinador Provincial de Programas Sanitarios del Ministerio de Salud, Carlos Ripoll, quien señaló la necesidad de que la población no entre en pánico por el avance de la gripe A, destacando que la letalidad de la misma es similar a la de la gripe común, con un bajo porcentaje de muertes en relación al total de infectados. Indicó sin embargo la importancia del autoaislamiento para aquellas personas que presentaran los síntomas de la enfermedad, ya que se trata de "una enfermedad de alta transmisibilidad, de muy fácil contagio".
Ripoll expresó que "es muy mala la falta de información, pero peor es el exceso de información. La información hay que tomarla con mucho cuidado, sobre todo si hay acceso a Internet, donde se van a encontrar mil cosas, de las cuales algunas sirven y muchas no, y hay que guiarse por la información que den los ministerios de salud locales, el Ministerio de Salud de la Nación, la Oficina Sanitaria Panamericana, es decir, organismos certificados y serios".

A esto agregó que "no hay duda que esto trae cierto pánico en la población, pero acá hay que tener en cuenta algunos puntos: el primero que estamos ante la probabilidad del inicio, en la provincia, de un brote de influenza H1N1. El segundo punto es que ya tenemos influenza estacional común, el tercero es que la letalidad del H1N1 es similar a la otra, o sea que no hay demasiada diferencia: son bajas".

En este sentido, "lo que pasa es que, al ser el H1N1 un virus nuevo, nadie tiene ningún tipo de defensas: todo el mundo es susceptible, por lo tanto la cantidad de infectados puede ser alta. El impacto en la población puede ser alto, y los casos graves también aumentan, en base al número de infectados".

En cuanto a la respuesta de la gente ante esta nueva enfermedad, "estamos recibiendo muchas consultas, que todo el mundo tiene que andar con barbijo, pero acá hay que tener en cuenta un elemento: el barbijo en realidad tiene una utilidad relativa, ya que es muy útil para la persona que está con síntomas, para que no contamine a los demás. Pero para evitarlo es relativo: no existe una vacuna todavía contra el H1N1, por lo tanto acá hay que tener en cuenta que un elemento clave es no automedicarse, consultar al médico cuando sea necesario, y después el autoaislamiento".

Al respecto, "por supuesto que nosotros no podemos dejar de salir muchas veces a la calle, y no podemos dejar de tocar cosas. Recordemos que esto se trasmite por vía aérea, de una persona a otra, y si una persona está a un metro y medio de distancia de otra, es casi imposible contagiarse. Por lo tanto, hay que evitar los lugares donde haya aglomeración de personas, el lavado de manos constante, y aprender a estornudar y a toser en público, no directamente hacia otras personas".

Relativo a la necesidad de vacunarse, "es necesario que se pongan la vacuna contra la gripe común, que es siempre conveniente, ya que evitaría que se agregue una gripe común a una persona con factores de riesgo". En caso de que ya hayan sufrido este proceso gripal, "no, por supuesto que si ya lo han sufrido, ya está, ya pasó. La gran mayoría de estas personas cursan esta gripe como una gripe común, y pasa".

Sin embargo, "debemos recordar que esta es una enfermedad de alta transmisibilidad, de muy fácil contagio, que es imposible controlar en una comunidad de que todo el mundo haga la prevención necesaria".

En lo que hace a la posible duración de esta epidemia, "habitualmente son brotes que duran entre 8 a 6 semanas, a veces 10 semanas, pero un virus nuevo puede durar un poco más. Hay que tener en cuenta que toda epidemia se transmite en forma de ondas epidémicas, que pueden llegar a diferentes partes del país dependiendo de la transmisibilidad que tenga esta enfermedad".

Por otra parte, "debemos tener en cuenta también que los casos más graves, de acuerdo a lo que estamos viendo en este momento, se están dando en personas jóvenes, como suele suceder en todas las gripes. Pero cuando afecta a las personas de mayor edad, puede también ser más grave que en los jóvenes, por una cuestión de edad".

Comentá la nota