Gripe A: Desde la Comuna afirman que ya se lleva gastado cerca de 5 millones de pesos

A más de un mes y medio de que el Concejo Deliberante declarara la emergencia sanitaria en el Partido de General Pueyrredon con el objetivo de agilizar la tarea de la Municipalidad ante la propagación de la gripe porcina, el titular de Economía y Hacienda de la Comuna, Mariano Pérez Rojas, indicó a este vespertino digital que el Municipio "ha tenido en este tiempo un gasto extra cercano a los 5 millones de pesos".
Según detalló el funcionario, esos fondos fueron destinados a "operaciones de compras de insumos, medicamentos y equipamiento, entre otras cosas, pero si estar incluidos los gastos del personal", tras lo cual remarcó que "no son costos definitivos porque la pandemia continúa vigente".

"Se trata de dinero que fue invertido en elementos que ya llegaron a la ciudad y otros que están dentro de un proceso de compra, algunos en licitación privada o pública u obtenidos en compras directa", especificó.

Entre esos gastos, la Comuna adquirió 10 respiradores por un costo de casi 500 mil pesos, según se refleja en el decreto registrado bajo el número 1463, al cual 0223.com.ar tuvo acceso.

En tanto, el gobierno bonaerense anunció que en los próximos días empezará a girar a los municipios una ayuda financiera para que cada intendencia pueda afrontar los gastos extras que se generaron desde el inicio de la pandemia, como la instalación de consultorios móviles o de campaña.

Por su parte, el Ministro de Salud bonaerense, Claudio Zin, pidió este miércoles extremar las medidas de prevención frente a la ola de frío polar que afecta a la provincia y otras regiones del país, y señaló que las bajas temperaturas incrementan la posibilidad de contraer enfermedades respiratorias.

Zin indicó que, con el frío, las personas tienden a reunirse en lugares cerrados y no ventilan los ambientes como es debido lo que puede derivar en un mayor riesgo de contagios de gripe y otras enfermedades respiratorias.

En ese sentido, pidió que las personas con síntomas gripales eviten concurrir a reuniones en ámbitos cerrados y realicen aislamiento domiciliario tras consultar al médico.

"No debemos bajar la guardia a pesar del descenso en el número de casos por gripe A de las últimas semanas" dijo Zin y reiteró que "esto no se terminó. Tenemos todavía dos meses de temperaturas frías por delante por lo que pedimos a las familias reforzar las medidas de prevención que han demostrado un altísimo grado de efectividad" frente a la gripe A H1N1.

Además, reiteró que las personas que integran los grupos de riesgos -como embarazadas e inmunodeprimidos- "no deben bajar el nivel de alerta" y pidió que se extremen los recaudos frente al frío polar.

"Hay que evitar los cambios bruscos de temperatura ya que incrementan las posibilidades de contraer enfermedades respiratorias", dijo Zin.

El descenso de la temperatura obliga además a tener especial cuidado sobre los niños, vulnerables especialmente a las Infecciones Respiratorias Agudas Bajas (IRAB), entre las que figuran la bronquiolitis, la bronquitis y las neumonías.

"Las bajas temperaturas afectan parte de las defensas del árbol respiratorio, si a esto se le suman escasas medidas de higiene y aglomeraciones los virus respiratorios encontrarán las mejores condiciones para expandirse", advirtió el coordinadora del Programa Materno-Infantil del Ministerio de Salud provincial, Flavia Raineri.

La especialista insistió en que cada año, las IRAB son el principal motivo de internaciones y muerte en bebés de entre un mes y un año. Por eso, Raineri señaló que con la llegada de la ola polar "lo mejor es mantener a los bebés en casa", y agregó que si bien hay que abrigarlos "no se los debe ataviar con demasiadas prendas, lo ideal es que tengan buena movilidad y que se encuentren en ambientes ventilados".

Los expertos insisten en que pese al intenso frío es saludable ventilar los ambientes un par de veces al día para renovar el aire y "evitar que haya humo de tabaco en el hogar de un niño dado que los tóxicos que genera el cigarrillo dañan enormemente el sistema respiratorio de los más chiquitos", dijo Raineri.

La forma de transmisión de las infecciones respiratorias se produce de un niño a otro por simple contacto, basta con estar cerca en un lugar poco ventilado.

"Las madres deben consultar de inmediato cuando noten que el chico tiene fiebre, silbido en el pecho y dificultad para respirar", explicó Zin.

Comentá la nota