Gripe A: es crítica la situación en Santa Fe

Crece la mortalidad; hubo 62 víctimas en toda la provincia y está cerca de superar a Buenos Aires en casos letales; patologías previas
SANTA FE.- Esta provincia se encamina a convertirse en la que concentra el mayor número de víctimas mortales ocasionadas por la epidemia de la gripe A (H1N1).

Ayer, la cantidad de personas fallecidas llegaba oficialmente a 62, cuatro más que anteayer. Son 760 los casos confirmados virológicamente y se descartaron 400 de un total de 5250 fichas ingresadas en el sistema web de seguimiento de la epidemia. Hasta ayer, en la provincia de Buenos Aires, que concentraba el mayor número de casos mortales, había 72 víctimas.

Aquí, el cuadro de salud es considerado muy crítico. Santa Fe, progresivamente, se va convirtiendo en el territorio más afectado por el virus.

Si bien ayer se reconocía una baja en el número de consultas por la gripe A, miles de profesionales trabajaban 15 horas por día para atender a los enfermos. Y las prevenciones fueron ratificadas: la administración pública seguirá de licencia hasta el 27 de este mes; es probable que la reanudación del ciclo lectivo, prevista para esa fecha, se postergue otra semana, y se especula con un nuevo cierre de lugares públicos, como casinos y centros comerciales.

Por estos días, en ocasión del período de vacaciones de invierno, muchos santafecinos ocupan espacios públicos junto con sus familias, al aprovechar las actividades al aire libre. Rosario y los distritos costeros entre Santa Fe y Reconquista son los elegidos, aunque las reservas hoteleras y la actividad gastronómica se redujeron 40 por ciento.

Por otra parte, también peligra la elección a intendente en Vera, convocada para el próximo domingo, pasados siete meses del asesinato del intendente, el radical Raúl Seco Encina.

Los candidatos le solicitaron al gobernador, Hermes Binner, la postergación, "teniendo en cuenta que los casos en esa ciudad correrían el riesgo de verse incrementados con una concentración de personas en los locales de votación".

Casos agravados

Del seguimiento de la epidemia gripal realizado en la provincia se desprende que el virus se hizo letal en los casos de pacientes con patologías previas y que la consulta tardía agravó los casos. Según datos a los que LA NACION tuvo acceso, el 80 por ciento de los 62 fallecidos sufría alguna patología, como diabetes, enfermedades inmunosupresoras o sida.

Ante el repentino ascenso del número de fallecidos, el gobierno provincial consultó con expertos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC).

"Analizamos la situación con los técnicos porque Santa Fe es una provincia seria, que da todos los datos. Creemos que estudiar los datos de muertos por gripe A es importante para poder derrotar la pandemia; son datos preliminares que pueden ser útiles posteriormente para poder avanzar y profundizar en medidas sanitarias específicas", comentó el ministro de Salud santafecino, Miguel Angel Cappiello.

"La variación de los números [de casos registrados, en relación con el seguimiento realizado en el nivel nacional] guarda relación con un ajuste en el sistema de vigilancia de la enfermedad, que se acerca más a la realidad", sostuvo la subsecretaria de Salud, Débora Ferrandini, quien ratificó que las medidas de distanciamiento social y el cierre de escuelas ayudaron a disminuir la expansión del virus.

La provincia inicia hoy la semana con una sostenida disminución de las consultas y de las internaciones comunes, a pesar de que todavía se nota el incremento de las internaciones en terapia intensiva de los casos más graves.

Cappiello agregó: "Tenemos que seguir estando atentos a esta enfermedad porque en el hemisferio norte hay un rebrote, a pesar del verano. Los ojos del mundo están puestos en la Argentina y en el hemisferio sur, donde están circulando otros virus" típicos de la temporada invernal.

La amenaza del dengue

Pero la crisis para la salud de los santafecinos no terminará con la gripe A. En plena epidemia, el Ministerio de Salud provincial activó la alarma frente a la posibilidad de que se registrara un fuerte rebrote de dengue en cuanto el frío decline.

Por eso, desde agosto comenzarán las tareas de descacharrado y eliminación de criaderos de mosquitos, además de una nueva campaña de concientización. El temor es que los casos superen los notificados durante el verano, cuando hubo más de 1300 infectados en la provincia.

La posible reaparición del dengue conllevaría el riesgo de que el brote fuera más agresivo que el anterior. "Existe la posibilidad de tener un dengue grave, más fuerte que el febril. No descartamos estar frente a la amenaza de una nueva epidemia. Si no eliminamos los reservorios [de mosquito aedes aegypti , vector del virus del dengue] del país, es altamente probable. Hay tres serotipos [microorganismos infecciosos] de la enfermedad circulando en América del Sur", aseguró Ferrandini.

Barbijos retenidos en la Aduana

* La empresa de atención médica de urgencias Vittal denunció que un cargamento de barbijos que debió importar ante la escasez de ese tipo de productos en el país está retenido en el puerto porque la Aduana no lo libera. Los barbijos, dijo Vittal en un comunicado, son necesarios para los 1000 profesionales que trabajan en las ambulancias de la empresa. Consultada por LA NACION, la Aduana desmintió la denuncia y dijo que daba prioridad de entrega a este tipo de productos.

Comentá la nota