Gripe A: Corrientes insiste en controles conjuntos con Resistencia

El ministro de Salud de provincia vecina insistió con que ambas ciudades deben coordinar medidas para evitar el corrimiento de la movida nocturna de una capital a la otra, y evitar así la propagación de la enfermedad. Mientras que en la capital correntina, los boliches permanecen cerrados, en Resistencia reclaman un subsidio económico para no abrir.
El ministro de Salud de Corrientes, Adolfo Schneider, insistió con que ambas ciudades deben coordinar medidas para evitar el corrimiento de la movida nocturna de una capital a la otra, durante un encuentro con propietarios de locales nocturnos, cerrados hace dos semanas, por orden municipal para evitar aglomeraciones que abran espacio a la propagación de la enfermedad.

El ministro tampoco descartó profundizar los controles sanitarios con hasta un "toque de queda" para fortalecer la estrategia que el gobierno aplica para contener el avance de la gripe A. Es la primera vez que los propietarios de locales nocturnos se reúnen con autoridades provinciales; hasta el momento los reclamos sólo habían sido para el municipio que dictó hace una semana una emergencia sanitaria que se prorrogó el miércoles por otros siete días.

Los empresarios dicen que cada vez tienen más pérdidas. Marcelo Ingol, vocero del sector dijo a Momarandu.com que "cada propietario lleva la cuenta, pero aseguró que en general la baja es pronunciada", y consultaron al ministro si era posible, si fuera pertinente, que diera marcha atrás con su concejo. Pero la respuesta del funcionario durante el encuentro fue negativa, y acordaron acompañar las medidas de prevención manteniendo cerrados todos los locales.

Mientras en Corrientes los propietarios de boliches bailables se comprometieron a mantener cerrados sus locales e impulsar el domingo una propia campaña contra la gripe A, en Resistencia los empresarios piden resarcimiento económico para suspender las actividades nocturnas.

Según advierten los especialistas, salir a boliches o lugares cerrados influye considerablemente en la propagación del virus de H1N1 en los jóvenes por lo que en varias provincias, como en Corrientes los Ministerios de Salud recomendaron el cierre de estos locales al menos hasta que pase el pico de contagio que se estaría dando en los próximos días.

Tras una reunión con el ministro de Salud de la Provincia de Corrientes, los propietarios de los boliches de la Capital provincial acordaron que este fin de semana no abrirán sus puertas, llegando así al cuarto fin de semana de cierre desde las elecciones legislativas a la fecha.

Uno de los empresarios al final de la reunión explicó que el objetivo de los propietarios es "colaborar lo más que se pueda para terminar con el virus y así poder abrir sin inconvenientes después" y ante el escenario crítico propusieron incluso realizar este domingo una campaña de prevención desde sus locales para concientizar a los jóvenes.

Por el contrario, en Resistencia los boliches siguen abiertos y los propietarios pidieron que se les asegure un resarcimiento económico para cerrar, informó Agencia Corrientes.

Incluso, la legisladora aliancista chaqueña, Marisa Lizárraga sostuvo que es necesario que el Ministerio de Salud de la Provincia defina cuestiones como si es necesario el cierre de los establecimientos o no, porque la salud pública está por los intereses de los sectores.

En este sentido afirmó que el sector más afectado serían los boliches, y por esto entendió que es necesario ver cómo consiguen algún resarcimiento económico para ese sector.

Por su parte, el titular del Centro de Estudios, Nelson Mandela, Rolando Núñez lamentó que se centre la discusión en un resarcimiento económico, mientras que los boliches siguen abiertos concentrando a una gran cantidad de jóvenes expuestos al contagio.

Entendió que esta desorganización en la toma efectiva y coordinada de medidas es producto de "la politización de la epidemia en el Chaco".

Comentá la nota