Por gripe A, Córdoba perdería $ 155 millones en ingresos turísticos

Referentes del sector turístico de los principales valles serranos de la provincia estimaron que la caída en la afluencia de visitantes podría alcanzar el 50 por ciento. En términos económicos, la pérdida se calcula sobre un promedio de 175 mil turistas (la mitad de lo registrado en los últimos cinco años) que pernoctan una media de cinco noches y gastan 180 pesos por día.
Aunque la esperanza es lo último que se pierde, los principales operadores turísticos de la provincia de Córdoba no dudan en afirmar que, producto de la influenza A, se producirá una baja considerable de la actividad turística durante las vacaciones de invierno.

Es que el temor al contagio, la experiencia mexicana y las advertencias de no viajar durante el receso, confluirán en un julio con muy poco movimiento en los principales centros turísticos, lo que se traducirá en una pérdida millonaria para la provincia. Esto ya se puede apreciar en las calles de Carlos Paz, Santa Rosa de Calamuchita, Villa General Belgrano y Mina Clavero, entre otras localidades.

Y justamente fueron los propios referentes de los distintos valles serranos los que estimaron que la caída alcanzará el 50 por ciento, siendo éste un cálculo bastante optimista.

Cabe recordar que durante las vacaciones de julio de los últimos cinco años, pasaron por Córdoba un promedio de 350 mil visitantes, por lo que ahora se espera que esa cifra roce los 175 mil turistas. Y si se considera que esta cantidad de visitantes se aloja un promedio de 5 días en hoteles, cabañas y, en menor medida, en colonias de vacaciones, se habla de una pérdida de 875 mil pernoctaciones. En términos económicas, los referentes de distintos sectores del turismo señalaron que, a un promedio de gasto diario de 180 pesos, la gripe A dejará en Córdoba una pérdida de 155.500 millones de pesos.

No obstante, desde las principales ciudades turísticas señalaron que "la expectativa siempre está" argumentando que las reservas de los hoteles ya dejaron de ser indicadores que logren anticipar cómo va a ser el comportamiento del turista. Confían en que la masa de visitantes llegue durante los próximos días y que, como se viene produciendo, el tema de alojamiento se definan sobre la marcha.

Al respecto, los últimos ingresos a la provincia son alentadores, ya que comenzó lentamente la llegada de algunos turistas a las sierras.

También hicieron hincapié en destacar que la mayoría de las localidades serranas están preparadas para garantizar una estadía segura a los visitantes, ya que se tomaron todos los recaudos pertinentes para prevenir y evitar la propagación del virus H1N1 siguiendo las sugerencias emitidas por el gobierno nacional y provincial.

"Por ahora va todo muy tranquilo, hubo algunos llamados pero nada significativo. Ahora apostamos a brindar a la gente una estadía segura, para esto se tomaron todas las medidas preventivas, elaboramos un protocolo aunando criterios y trabajamos en función a ello. Carlos Paz se caracteriza por tener aire puro, ser una ciudad con mucho sol y sin humedad, factores claves para la no supervivencia del virus", explicó Jorge Pompoño, presidente de Asociación Hotelera de Carlos Paz.

Por su parte, desde el valle de Traslasierra, la secretaria de Turismo de Mina Clavero, Irene Tomas, consideró que durante estas vacaciones "la gente elegirá destinos no tradicionales para vacacionar por la cuestión de la gripe, ya que estamos en el pico máximo de alarma".

Suspensión de espectáculos

Hace unos días, el gobierno nacional dispuso suspender las obras teatrales en todo el país durante 10 días. Esto obligó a los productores a reprogramar las funciones, muchas de las cuales se pasaron para agosto y setiembre.

De igual manera, debido a la gravedad del escenario actual y al pedido de la no concurrencia a lugares de concentración masiva, en Córdoba ya se suspendieron las funciones programadas para Carlos Paz en teatros privados.

Comentá la nota