Gripe A: confirman que son 5 los fallecidos en la provincia

Se trata de tres mujeres y dos hombres. Cuatro de ellos tenían complicaciones de infección respiratoria. El Instituto Malbrán informó que en Neuquén han sido confirmados 107 casos, mientras que 23 fueron descartados. Hay 270 muestras que continúan en proceso. En los establecimientos de salud ya se registra una importante disminución del número de casos de gripe atendidos
Según el informe de este viernes del Comité Operativo de Emergencia Sanitaria, el total de fallecidos en la provincia de Neuquén con muestras confirmadas para el nuevo virus Influenza A (H1N1) asciende a 5 personas, una de las cuales residía en Río Negro. Se trata de tres mujeres y dos hombres. Dos menores de 18 años, dos entre 18 y 65 años y una de más de 65 años. Cuatro de las 5 personas tenían factores de riesgo para complicaciones de infección respiratoria aguda.

El Instituto Malbrán informó que en Neuquén han sido confirmados 107 casos, mientras que 23 fueron descartados. Hay 270 muestras que continúan en proceso. Entre las confirmaciones se incluye tres muestras pertenecientes a personas fallecidas hace algunos días.

Disminución de casos de gripe

El Comité Operativo de Emergencia Sanitaria (COES) informó que durante la semana epidemiológica 27 (6 al 12 de julio) se ha registrado una importante disminución del número de casos de gripe atendidos en los establecimientos de salud, tanto públicos como privados. En el subsector público, las notificaciones por influenza disminuyeron más del 40% respecto de las 2 semanas anteriores, en las cuales superaron largamente las 5000.

La disminución en el número de casos es atribuible a las medidas de distanciamiento social y de prevención de infecciones respiratorias que tanto la comunidad en general como muchas de las organizaciones que la integran vienen sosteniendo.

La epidemia de influenza en la provincia de Neuquén sigue mostrando un comportamiento similar al resto del país y del mundo. La gran mayoría de los casos presentan cuadros leves, indistinguibles de la gripe estacional, que se recuperan espontáneamente sin tratamiento específico.

Hay un porcentaje muy reducido de casos, algunos en personas jóvenes, que evoluciona rápidamente hacia cuadros de neumonía y/o insuficiencia respiratoria que requieren internación, indicó el informe.

Es esperable que a fines de julio, al regreso de las vacaciones escolares pueda producirse un nuevo aumento de casos y que la circulación sostenida del virus en la comunidad se mantenga por varias semanas. Por ello es necesario continuar manteniendo las medidas de prevención que han sido ampliamente difundidas.

Dada la evolución dinámica de la epidemia de Influenza A H1N1 en la provincia, el COES analiza diariamente las medidas a tomar, por lo que de considerarse necesario la adopción de cualquier medida, se emitirá la recomendación pertinente.

Señaló que en el informe que publica periódicamente el ministerio de Salud de la Nación puede diferir en las cifras en relación a las difundidas por el COES de Neuquén, debido a que el informe nacional es publicado antes o simultáneamente con el envío de la información a la dirección de Epidemiología y Estadística de la provincia, donde cada dato es chequeado antes de difundirlo.

Normal reinicio de clases

Por el momento no hay motivos para considerar una prolongación de la suspensión de las clases para escolares. Se estima que la contribución de la medida de suspensión de las clases en los establecimientos educativos provinciales ha sido importante, dado que la disminución de los casos en las personas menores de 25 años ha sido marcada desde la primera semana en que se hizo efectiva la medida. La semana entrante, con la evaluación epidemiológica de la pandemia, se informará las pasos a seguir.

No se recomienda:

Suspender viajes, tampoco cerrar espacios laborales, comercios y/o de encuentro social. Por supuesto que los responsables de dichos lugares, empresas u organizaciones deben tomar medidas que fortalezcan la higiene y la protección de la salud que eviten el hacinamiento de usuarios y trabajadores en forma permanente, inclusive no sólo durante el tiempo limitado de pandemia.

Tampoco se recomienda suspender actividades laborales, sociales, deportivas o recreativas. Todas las actividades sociales, recreativas, deportivas o de actividad física al aire libre deben ser mantenidas e incluso reforzadas. Sólo requieren de respetar las recomendaciones de salubridad.

Continúa la licencia a embarazadas y grupos de riesgo

Con el objetivo de proteger a los grupos de riesgo más expuestos a la Gripe A, la provincia ha decretado una licencia preventiva que se extenderá hasta nuevo aviso.

A continuación se transcribe el Decreto Provincial Nº 1156/09 del 7 de julio de 2009 que en su artículo 1 expresa:

"Establécese una licencia preventiva hasta nuevo aviso a partir de la firma del presente con goce integro de haberes para trabajadores que se encuentren contagiados por el virus de la Influenza A H1N1 o presenten alguna sintomatología vinculada a esa enfermedad, para las mujeres embarazadas y para los trabajadores inmunocomprometidos o que pertenezcan a los grupos de riesgo por padecer enfermedades crónicas con una evolución desfavorable o descompensada. Las circunstancias antedichas deberán ser evaluadas y certificadas por las áreas de recursos humanos y/o medicina laboral y ocupacional de cada organismo"

Las cifras de la gripe

Todos los años se producen casos de infecciones respiratorias agudas que afectan aproximadamente a un 10 por ciento de la población neuquina. Anualmente mueren entre 130 y 150 personas por esta causa, la gran mayoría de las cuales son personas adultas mayores y/o con enfermedades previas o trastornos de la inmunidad.

Habitualmente se identifica el germen productor de la infección sólo en algunos casos. Por ese motivo, desconocemos en cuanto contribuye el virus de la influenza a esas muertes. A veces se lo ha detectado como único agente infeccioso y a veces está presente junto a otros virus o bacterias.

De todas maneras, se estima que el virus de la gripe contribuye en forma importante a los fallecimientos anuales por infecciones respiratorias, pues cerca de un 50 por ciento de ellos se produce en la época de mayor circulación del virus en la comunidad, en los meses de julio a octubre. Por otra parte, pacientes portadores de enfermedades pulmonares crónicas que están fuertemente asociadas al consumo de tabaco, tienen mayor riesgo de enfermarse y morir en esta época.

Tabaco como factor de riesgo

El tabaquismo es una adicción ampliamente difundida en la población. En La Argentina, un tercio de la población entre 18 y 65 años fuma, y ese porcentaje es aún mayor en nuestra provincia.

Si bien el tabaquismo no aparece habitualmente como causa de muerte en los certificados de defunción, se sabe que contribuye en forma importante a varias de las causas de deceso más importantes; cáncer (de pulmón y otros), enfermedad cardiovascular, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), etc. Cerca de 400 fallecimientos anuales en Neuquén se atribuyen al tabaquismo como causa principal, es decir que se podrían haber evitado si las personas no hubieran fumado a lo largo de su vida.

Comentá la nota