Gripe A: comerciantes solicitan postergar el pago de impuestos.

La caída en las ventas a causa de la enfermedad fue del 20% en lo que va del mes respecto al mismo periodo de 2008. La Confederación Argentina de la Mediana Empresa pidió postergar por 90 días el pago de IVA, Cargas Sociales e Ingresos Brutos.
"La declaración de la emergencia sanitaria por el avance de la Gripe A y las restricciones decretadas para frenar el virus provocaron una caída abrupta en las ventas minoristas durante los primeros 19 días de julio, complicando el pago de todas las obligaciones tributarias, financieras y gastos generales de los comercios", justificó.

A través de un comunicado, la entidad prevé que de continuar esta tendencia las ventas del sector cerrarían en julio con una retracción del 35 por ciento.

CAME sostuvo que frente a esa realidad, que afecta al comercio "sin discriminar rubros ni regiones", pide "al gobierno Nacional y a los gobiernos provinciales, postergar por 90 días el pago de IVA, Cargas Sociales e Ingresos Brutos".

Al respecto, indicó que "sólo por la emergencia sanitaria el comercio ha tenido una caída promedio de 20% en las ventas durante los primeros 19 días de julio (frente a iguales días de julio 2008)".

La entidad señaló que a eso se suma una reducción de ventas de entre 10% y 15% causada por el ajuste en el consumo de la población.

"De continuar la misma tendencia hasta fin de mes, las ventas minoristas estarían cerrando con niveles hasta 35% inferiores a los del año pasado, poniendo a muchísimos comercios en una situación insostenible y con serios problemas de liquidez para hacer frente a sus responsabilidades mensuales", advirtió.

La entidad estimó que "cada día de permanencia de la Gripe A en la escala de gravedad de los primeros 19 días de julio implica reducciones de ventas por $95,1 millones al comercio minorista (incluyendo restaurantes y hoteles).

En este sentido, calculó que si se mantuviera el alerta actual, en un mes el comercio perdería ventas por $2.947,3 millones.

La entidad subrayó que a la caída en las ventas, también se adiciona los incrementos sustanciales de costos, por los mayores cuidados sanitarios, que impulsaron una suba de entre 60% y 70% en el presupuesto destinado a limpieza.

"La situación es muy grave y requiere medidas urgentes. Por ello, se solicita la postergación inmediata de impuestos, permitiendo que las Pymes puedan sobrevivir a esta crisis inesperada y cuya longitud aún se desconoce", argumentó.

Comentá la nota