Gripe A: Hay 33 casos y advierten que aumentarán en las próximas semanas

Según informó la cartera sanitaria provincial, ayer se reportaron ocho nuevos casos: tres en Ushuaia y cinco en Río Grande. La ministro de Salud, María Grieco, advirtió que esa cifra se incrementará porque el pico de la enfermedad se dará en las próximas semanas. «Es indudable que la epidemia irá en trepada», señaló.
RIO GRANDE.- Hace sólo un mes, para los fueguinos la gripe era sólo la estacional y los barbijos formaban parte del uniforme de los médicos. Fue solamente cuestión de tiempo y, en un par de semanas, el virus que tuvo su foco inicial en México hizo pie en los cinco continentes y todo cambió. El desembarco de la influenza A (H1N1) en Tierra del Fuego tiene preocupados seriamente a las autoridades y a la población.

Según informó ayer el Ministerio de Salud de la provincia, ya son 33 los casos positivos de gripe A entre los fueguinos y hay más de 130 sospechosos bajo estudio. Sólo ayer se informaron 8 nuevos casos positivos: tres correspondientes a Ushuaia, donde ya son 26; y cinco en Río Grande donde la cifra trepó a siete personas infectadas.

Para María Grieco, ministra de Salud de la provincia, es indudable que la epidemia «irá en trepada», lo que se puede observar a través de la entrega permanente de resultados desde el Instituto Malbrán que es el único lugar del país que hace las determinaciones.

«La epidemia irá creciendo, indudablemente está instalada en la provincia, todavía tiene un comportamiento de brote focalizado en donde gracias al trabajo exhaustivo que se está haciendo desde las áreas de epidemiología se hace un rastreo de cada caso para encontrar un punto de anclaje y contacto».

Ayer el parte oficial en conferencia de prensa se realizó por primera vez en esta ciudad. Las autoridades informaron sobre el segundo caso en Río Grande, que se trata de una niña que estaba en escudamiento desde su regreso a un viaje a Buenos Aires, pero no había asistido a ninguna institución educativa, por lo cual no fue necesario tomar ninguna otra medida. Mientras que a última hora se reportaron cinco nuevos casos positivos, aunque no trascendieron detalles. Ayer también se informaron tres nuevos casos en Ushuaia que son personas adultas sin relación con alguna institución educativa.

En cuanto al estado clínico, «todos los pacientes siguen como ambulatorios, ya se fue de alta el único caso que requirió internación y están todos estables y sin complicaciones», señalaron las autoridades sanitarias.

Por qué Tierra del Fuego tiene tantos casos. Según la propia Ministro de Salud «hay un interés particular de la Nación en esta provincia porque las condiciones del sistema de salud y de vigilancia epidemiológica no se pueden reproducir en ninguna otra. Verdaderamente debemos ser la única provincia en la cual los números son más parecidos a la realidad de todo el país».

Grieco relacionó la cantidad de casos registrados en Tierra del Fuego, no a una realidad particular de esta provincia, sino al nivel de registro que se lleva, por lo que observó que si en otras provincias no se informa un mayor número de afectados es porque el seguimiento no es tan detallado.

«La pequeña escala que tiene la provincia permite el rastreo detectivesco en la búsqueda epidemiológica de cada caso que aparece hasta encontrar el punto de contacto o el lugar de procedencia, para justificar la aparición de la enfermedad no puede reproducirse en otra provincia. Creemos que los datos son los más fidedignos, hay provincias extensas donde hay un intercambio fronterizo muy importante y es muy llamativo que no registren una mayor cantidad de casos», manifestó.

Desalientan el uso de barbijos. Las autoridades desalentaron el uso de barbijos en la población «salvo por indicación médica estricta y puntual», remarcando que se trata de «un error conceptual el interpretar que el barbijo prevendrá el contagio de la influenza».

«Es mucho más efectivo ventilar los ambientes y evitar lugares públicos donde haya gran concurrencia de personas que el uso individual de barbijo, que además de ser un elemento que difícilmente pueda distribuirse en forma masiva en una población es incómodo, se humedece y pierde su efectividad; por lo tanto queremos fortalecer aquellas medidas que son altamente económicas como ventilar los ambientes y permanecer en sus hogares si se tiene fiebre, así como el lavado de manos en forma frecuente», señaló Grieco.

Comentá la nota