Gripe A: aseguran que baja la cantidad de casos

Según las autoridades sanitarias de la región, la situación no es de amesetamiento sino de descenso. Apelan a institutos privados para tener resultados más rápidos.
Optimistas por la reducción de la cantidad de casos de gripe A en la región, el Comité de Crisis resolvió ayer "mantener las medidas de vigilancia epidemiológica, el seguimiento y control de las embarazadas" y continuar con todas las medidas adoptadas en el último encuentro.

Así lo determinaron las principales autoridades sanitarias y políticas de los municipios que integran la Región Sanitaria III. Este panorama continuará al menos hasta el jueves de la semana entrante, que será el momento en el que volverán a reunirse los representantes del Comité, que sumó ayer al Círculo y al Colegio de Bioquímicos.

La incorporación de los profesionales respondió, tal como lo planteó el Dr. Juan Quadrelli, a que veían "con preocupación el sistema de información y la velocidad del resultado de los análisis".

"Veníamos enviando los hisopados al Instituto Mal-brán, pero hasta hoy tenemos sólo diez resultados, lo que es una dificultad importante para el sistema sanitario", evidenció.

Ante esta situación es que se habilitó a partir de esta semana el Hospital Rossi para la realización de los análisis correspondientes, "con lo cual ahora tenemos otra alternativa que nos va a favorecer mucho", dijo.

Más allá de esta nueva opción, Quadrelli contó que fueron invitados a participar de las reuniones semanales "para que hagan un aporte y nos especifiquen qué instituciones están habilitadas en el sector privado para que puedan realizar los análisis".

Los bioquímicos hicieron una propuesta que ahora tienen que analizar los distintos directores de Salud. "Consiste en poner en marcha un mecanismo a través de un pago determinado para así agilizar algunos resultados de los análisis desde el sector privado", relató el médico y funcionario.

Los casos

Con respecto a la situación actual, el titular de Región Sanitaria III aseguró que los números vienen descendiendo. "Nosotros en las semanas anteriores decíamos que estábamos en una meseta y ahora estamos en condiciones de decir que cada día son menos la cantidad de consultas y muchas menos las internaciones. No se han sumado pacientes en terapia o con respiradores, más de los que ya estaban", dijo con satisfacción.

"Estamos en un franco descenso pero en permanente control y vigilancia porque puede venir una oleada o segunda etapa de pico de gripe", anticipó.

Comentá la nota