La gripe en el ojo ajeno

Por: Ricardo Roa

Curiosa explicación la de Cristina Kirchner. La Argentina está segunda en el ranking mundial de muertes por la Gripe A, por encima de México y sólo detrás de Estados Unidos, porque da las cifras reales. O sea, hay otros países que ocultan sus muertos y cualquiera puede entrar en el revoleo de la frase.

O sea, no marcharíamos segundos si los otros contasen la verdad. Cuestión de estadísticas.Podría decirse que allí hay, también, un elogio a los datos oficiales. Como si lo verdaderamente importante no fuese la gravedad que adquirió aquí la pandemia, la enormidad de casos detectados y de fallecidos. En cualquier comparación -por lo demás, sin ningún valor- lo que surge evidente es que no se tomaron las precauciones que correspondían ni se alertó a la población, como se hace hoy, desde el día en que apareció el primer caso. Esto es, hace más de dos meses. Y encima nunca hubo una política unificada desde el Estado nacional. Más bien pasó de todo y cada provincia hizo lo que creyó más conveniente.

Otra curiosidad estadística es la cantidad de casos admitida oficialmente después de las elecciones. O los pocos que había antes del 28 de junio. Todo creció violentamente de un día para el otro. ¿Cuáles números son ciertos: los de antes o los de ahora? ¿La ex ministra de Salud ocultaba y el actual informa la realidad? Está probado que el Comité de Crisis no se reunió la semana de los comicios. También que esos días se silenciaron los partes médicos oficiales. La noche del escrutinio, el propio secretario de Medios proclamaba una victoria electoral inexistente. Y todo el mundo sabe de la manipulación de las estadísticas sobre inflación y pobreza. Pero según la Presidenta, "en este país sí se dan las cifras". Cualquiera puede chequearlo.

Comentá la nota