Gringras: el Gobierno apuesta a los sindicatos

El coordinador del programa de Formación Sindical del ministerio de Trabajo de la Nación, argumenta sobre estas políticas hacia el interior.
Ricardo Gringras es coordinador de Formación Sindical del ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación. Durante su visita a la ciudad en oportunidad del cierre de capacitación para dirigentes gremiales, del cual participaron delegados del Sindicato de Empleados y Obreros Municipales de Rafaela, dialogó en exclusiva con CASTELLANOS.

De acuerdo manifestó el funcionario respecto a la atención del Estado sobre los gremios, la formación dirigencial y las relaciones de éstos con el interior del país, tiene que ver con que "esto es parte de una política que viene implementando este Gobierno, así como el anterior, de poner al trabajo en el centro de todas las políticas".

Como fundamento a esta impronta kirchnerista en la búsqueda del consenso sindical, Gringras dijo que en realidad este tipo de políticas tiene que ver con la búsqueda del fortalecimiento gremial ya que de acuerdo a ello, el país "necesita sindicatos fuertes".

En tal sentido, explica que éstos deberían estar "a la altura de los desafíos, ser capaces de negociar colectivamente" a fin de, subraya el funcionario, "asumir un rol central en este proyecto de un país con justicia social, con integración".

Es por esto que justificando la decisión del ministerio de Trabajo de la Nación, argumenta la clara postura de "apoyar las iniciativas de formación de los sindicatos, pensando que la formación es para eso" el fortalecimiento de roles sociales.

"Va bien"

Consultado sobre las relaciones entre el Estado nacional y los gremios en general, sobre todo aquellos que representan al interior del país, Gringas considera que "van bien", casi paradójicamente teniendo en cuenta situaciones particulares de división gremial debido a las inclinaciones políticas pro y contra el kirchnerismo; ejemplo de ello la partición de la CGT nacional, por sólo mencionar un caso más cercano a la capital.

Objeta sin embargo el funcionario del ministerio de Trabajo, que "obviamente el tema de la crisis de a poco esta llegando, pero nos encuentra bien parados" replicando así, de alguna manera, el conocido discurso de la presidencia.

"Pensamos que esta crisis, más allá de los coletazos puntuales que hay, es una oportunidad" continúa el funcionario repitiendo las líneas oficiales. "Yo creo –agrega sin embargo- que esta crisis nos va a dar una oportunidad a nosotros de salir inclusive mejor parados de lo que estábamos".

Año difícil con "ola de psicosis"

Finalmente, respecto a lo que podrá esperarse para el año que viene en materia laboral, el funcionario sigue siendo optimista, y desafiando todo pronóstico asegura que el 2009 será "un año que viene difícil en este sentido, pero con mucha esperanza".

Como es quizá una costumbre del oficialismo nacional, concluye recargando las culpas del rosario de la prensa y los medios de comunicación, al poner en consideración que "yo creo que más allá de esta ola de psicosis que está instalada por ahí en los medios, de que llega la crisis y que se acaba el mundo; cuando esto pase y verdaderamente nos podamos situar en la posición que estamos como país, creo que vamos a poder aprovechar las oportunidades que nos va a dar el año que viene", finalizó Gringras.

Comentá la nota