Los gremios sólo piensan en una suba salarial

Los sindicalistas coinciden en que, además del blanqueo de las sumas en negro, es necesario un sinceramiento en los haberes. Algunos sectores apuntan al diálogo con el PE, mientras que otros no descartan salir a la calle para alcanzar sus metas
Enero suele ser casi inmóvil para la actividad gremial. Sin embargo, el primer mes de 2009 llega agitado para la mayoría de los sindicatos que funciona en la provincia. Luego de la polémica división formal de la CGT (Confederación General de Trabajadores) en dos, el resto de las organizaciones comenzaron plantearse cómo y con quién se acomodarán en el tablero para afrontar las discusiones salariales. Hasta el momento, la polarización parece ser la norma. Muchos de los referentes consultados aseveraron que llevarán sus pedidos al Gobierno de manera individual, pese a pertenecer a las centrales más representativas.

Por otro lado, se ubican los gremios que se ampararán bajo las negociaciones de la CGT-Laprida, encabezada por Ricardo Cáceres (UTA), que es la más cercana al Gobierno de José Alperovich. Está casi implícito que será ésta la que dialogará con el Estado. De hecho, en la asunción de Cáceres, el Secretario de Trabajo de la provincia, Roberto Jiménez, confirmó que el PE recibiría a esa rama de gremios.

Como contrapartida, al ser consultados al respecto, miembros de la CGT- Buenos Aires, encolumnados detrás de Jesús Pellasio (Uatre), reconocieron que temen quedar al margen de las negociaciones.

Carlos Arnedo, de UDA, integrante de la CGT-Buenos Aires, fue claro al destacar que si el PE no les abre las puertas para el diálogo “estaremos combatiendo”. El dirigente docente resaltó la gran cantidad de sumas en negro que poseen los educadores en sus boletas: “hay siete ítems en negro y cuatro en blanco”.

Según los dirigentes, los aumentos salariales, el blanqueo de las sumas en negro y la estabilidad laboral serán los requerimientos que se repetirán en todas las mesas de discusiones. Aunque, las gestiones para que las codiciadas reuniones paritarias sean una realidad parecen entusiasmar a algunos sectores. Uno de los casos es el de UPCN (Unión del Personal Civil de la Nación). El secretario adjunto, Luis Albornoz, adelantó: “creemos que este año tendremos grandes avances. En 2008 presentamos el proyecto en el Ministerio de Gobierno para una ley marco de un convenio colectivo de trabajo. Hay un acuerdo y en febrero tendremos audiencias con el ministro de Gobierno, (Edmundo) Jiménez”, especificó. Si bien UPCN es parte de la nueva CGT, llevará adelante sus pedidos de manera independiente, según detalló Albornoz.

Por otro lado, el titular de ATE (Asociación Trabajadores del Estado), Raúl Rodríguez, comentó: “todos estamos trabajando para llegar listos y con los objetivos claros a marzo”. En coincidencia con Albornoz, señaló que si bien forman parte del Frente de Gremios Estatales, desarrollarán sus propias negociaciones. “Hablamos con todos los gremios y centrales”, destacó. “El blanqueo del básico y un aumento será lo que solicitaremos. El Gobierno debería hacer un esfuerzo porque los salarios están muy por debajo de lo que deberían”, concluyó.

Comentá la nota