Los gremios siguen de paro y el Gobierno pediría la conciliación

La intersindical estatal ratificó las medidas de fuerza programadas. El Gobierno pedía una tregua de 90 días para analizar un posible aumento.
La primera reunión gremios-Gobierno pasó sin pena ni gloria. No hubo propuestas de incremento alguno de parte del Ejecutivo y los sindicatos decidieron ratificar el reclamo que vienen manteniendo y que, en el caso de los docentes, va por su tercera semana de paro ininterrumpido.

Al llegar a Casa de Gobierno, a las 11.30, los referentes de la Intersindical Estatal se mostraron expectantes ante la convocatoria del Gobierno para abrir el diálogo después de semanas de paro, de un lado, y de mutismo oficial, del otro. Pero al término de la reunión, los ánimos de los gremialistas estaban exacerbados: "No sé para qué nos convocan", decía ayer Nilda Escotorín, de SUTECA.

El ministro de Gobierno, Javier Silva, encabezó la mesa de negociación junto al titular de Educación, Eduardo Galera, y también se sumó, en representación de Hacienda, el subsecretario de Ingresos Públicos, Ángel Osman. Por la parte gremial participaron referentes de ATECA, SUTECA, No docentes, ATE, legislativos y trabajadores de la Salud.

Aunque el Gobierno dijo que daría marcha atrás con los descuentos por los días no trabajados y dejaría sin efecto las circulares de la polémica –que prohibían a los docentes y no docentes en paro permanecer en las escuelas- la negativa, planteada como imposibilidad del Gobierno a otorgar un incremento salarial, echó por tierra la negociación y dejó las cosas tal como estaban.

Tras el fracaso de la reunión, el ministro de Gobierno lamentó la actitud "inflexible" de algunos gremialistas y anticipó que el Ejecutivo podría pedir la conciliación obligatoria en el reclamo docente. "Lamentablemente ha habido una posición demasiado inflexible por parte de algunos miembros del sector gremial, no de todos. Es más, había tres puntos por resolver, de los cuales a dos de ellos se le estaba dando solución inmediata como era el tema de dejar sin efecto la circular Nº 05 y el descuento de los días de paro. No obstante, quedaba el tema salarial y, si bien sabemos que es el tema medular, queríamos abrir una instancia de diálogo en función de las pretensiones de ellos y las posibilidades nuestras" dijo.

Los gremios nucleados en la intersindical estatal rechazaron de cuajo la pretensión del Gobierno de ‘demorar’ por 90 días una decisión acerca de la posibilidad de un aumento. "Dijeron que tenían que estudiar las finanzas y hacer proyecciones y pidieron un plazo de 90 días para comunicar una decisión. Nosotros no podemos levantar las medidas de fuerzas con esas promesas inciertas", manifestó Carlos González, secretario adjunto de ATECA. El referente del gremio docente destacó que "lo máximo" que la intersindical estaba dispuesta a ceder en su reclamo salarial era aceptar una suma en negro –de entre 400 a 500 pesos- a pagarse, en diciembre, con el sueldo de noviembre "como para aliviar la situación económica de los hogares catamarqueños". "Les dijimos que nos llamen recién cuando tengan una propuesta concreta de ajuste", dijo González. La reunión concluyó así, sin acuerdo y sin demasiadas expectativas futuras: el Gobierno seguirá haciendo números –que por ahora no cierran- y los gremios mantendrán su reclamo.

Comentá la nota