Los gremios rechazaron el veto al Presupuesto.

Es porque Jaque bochó el artículo que ponía plazos para las paritarias. Temen que se postergue el alza y están en pie de lucha.
Como un balde de agua fría. Así le cayó a los gremios estatales la decisión del Ejecutivo de rechazar la fecha que puso la Legislatura para comenzar a discutir aumentos salariales. La semana que viene intentarán persuadir a los legisladores de la oposición para que insistan con los plazos estipulados y planean dar pelea como frente gremial.

"El Gobierno debe entender que es urgente debatir un incremento salarial", lanzó el secretario adjunto de ATE, Roberto Macho, tras enterarse de que el gobernador Celso Jaque había vetado parcialmente el artículo 62 del Presupuesto 2009 que dispone las primera semana de febrero como fecha para comenzar las paritarias.

Para responderle al Gobierno, el Sindicato de Estatales Autoconvocados (Sitea) dio a conocer un comunicado en donde cargó fuerte contra el Gobernador. "Nuevamente Jaque se burla de los trabajadores.

El Gobernador, aferrándose a la crisis internacional, estira un conflicto que está en puertas con los estatales al vetar uno de los artículos de la ley de Presupuesto que contempla el llamado para mediados de febrero de paritarias. Las paritarias son el ámbito natural para que los trabajadores discutan con el patrón", se quejaron por escrito.

El argumento oficial para retrasar la apertura de las paritarias es la crisis que, según el Ejecutivo, genera que no se pueda tener previsibilidad sobre los fondos públicos.

Ante este motivo, el secretario general del SUTE (Sindicato Único de Trabajadores de la Educación), Eduardo Franchino, dijo que las paritarias "no podían estar condicionadas a un problema de caja del Gobierno".

El titular del gremio de los docentes apuntó contra el ministro de Gobierno, Mario Adaro, quien hace cuatro días advirtió que el Ejecutivo haría un ofrecimiento salarial del 12% en la primera semana de febrero. "No entiendo por qué Adaro hizo ese anuncio si él sabía del veto. Es lamentable", dijo Franchino.

"Nos parece preocupante el tema de paritarias, primero porque es la situación de muchos empleados públicos, segundo porque el Gobernador pregonó la necesidad de paritarias libres, sin techo, sin piso, pero al mismo tiempo sin evitar el debate salarial. Nos parece que no se dan cuenta de que los salarios de los trabajadores mendocinos, estatales y privados, tienen un retraso respecto al resto de las provincias bastante marcado", sostuvo el titular del gremio de los judiciales, Carlos Ordóñez, ante una radio local.

Los sindicatos coincidieron que la semana que viene (una semana antes de que termine el receso legislativo) tendrán reuniones con los legisladores de la oposición para convencerlos de que insistan con el plazo que le pusieron al Gobierno para comenzar con las paritarias. Para eso, necesitarán que los dos tercios de ambas cámaras rechacen el veto del Gobernador. Mientras tanto, preparan un frente gremial que incluirá asambleas y posibles paros.

Comentá la nota