Los gremios que rechazaron el PAF ahora piden aumento.

Los gremios que rechazaron el PAF ahora piden aumento.
El reclamo salarial de los gremios docentes Amet, Acdp y UDA fue tomado con pinzas por el Gobernador. Es que en el Ejecutivo recuerdan cuán funcionales resultaron esas agrupaciones sindicales a la estrategia para voltear el PAF. "Ellos privaron a Corrientes de los recursos y ahora piden aumento, no tiene sentido", reflexionó Arturo.
El arco sindical docente, a excepción del Suteco, remitió ayer una carta al gobernador Arturo Colombi en la que reclama una audiencia urgente para tratar "la cuestión salarial" so pena de declarar un paro de actividades cuando todavía falta más de un mes para el inicio de clases.

Lo curioso de la misiva es que está firmada por los mismos protagonistas de distintos mitines políticos de la oposición en los que se declaman con fervor consignas a favor de, por ejemplo, rechazar la refinanciación de deudas que Corrientes necesitaba para tratar, justamente, cuestiones salariales en el corto plazo.

Fuentes fidedignas de la Casa de Gobierno afirmaron a EL LIBERTADOR que entre los firmantes de la nota se encuentra, por ejemplo, el dirigente de Proyecto Corrientes Rufino Fernández, quien en su doble condición de titular del gremio Amet y de lugarteniente del senador opositor Gustavo Canteros bate el parche de las críticas contra la actual administración.

Canteros es, como se sabe, el delfín bendecido por el senador Ricardo Colombi para competir por la Intendencia capitalina este año, razón por la cual la irrupción de su brazo sindical más fiel (Juan Ferreyra se abrió hace un tiempo, disgustado con el rumbo que eligió su otrora aliado) indica, para los observadores de la Rosada local, una clara demostración que el reclamo de los gremios docentes está politizado y persigue fines meramente electorales.

El Gobernador tomó la carta brevemente, la leyó y reflexiono: "Esta gente quiere reunirse conmigo para pedir aumento, pero es la misma gente que hizo de apoyo logístico a los legisladores que nos negaron cualquier posibilidad de incremento cuando dejaron caer el PAF 2008".

"¿En qué quedamos? Quieren el aumento pero fueron funcionales al sector legislativo que se confabuló para dejar a la provincia sin recursos", analizó Arturo antes de seguir con sus labores rutinarias, no sin antes instruir a sus referentes más entrenados para que repliquen en distintos escenarios, lo que consideró una "actitud tonta e incoherente de opositores disfrazados de gremialistas".

Otro firmante de la nota en cuestión es el secretario general de la Asociación Correntina de Docentes Provinciales (Acdp), José Gea, el mismo que a fines del año pasado entregó la casa sindical de la calle San Juan a Ricardo Colombi y compañía para que ofrecieran una conferencia de prensa en la que intentaron justificar su rechazo al Programa de Asistencia Financiera 2008.

"Fue desde Acdp que las principales figuras de la oposición anunciaron que Corrientes se quedaba sin los 232 millones de pesos correspondientes al PAF, y ahora es la Acdp la que reclama que esos recursos que nunca llegaron se usen para mejorar los haberes del sector, insólito", reflexionó una alta fuente de la Casa de Gobierno tras conocer el contenido de la carta.

También aparecen entre los solicitantes de la audiencia los dirigentes de UDA, otro gremio duro que estuvo codo a codo con Ricardo Colombi en aquella exposición mediática sobre las razones por las cuales "no convenía" darle el PAF al Gobierno de Corrientes.

"Lo que los gremialista que firman el pedido de audiencia no entienden es que el PAF, con sus 232 millones de pesos, hubiera permitido atender con rapidez los reclamos salariales más urgentes porque son parte de los excedentes que estaban incluidos en el presupuesto 2008, pero al no haber ingresado los recursos el dinero se perdió y cualquier recomposición en este momento es inviable", agregó desde el Ministerio de Hacienda el titular de Finanzas, Erik Martínez.

En función del carácter político partidario que en la Casa de Gobierno le atribuyen a la carta de Rufino Fernández y sus colegas, es poco probable que el Gobernador acceda en las próximas horas a recibir a los firmantes. Sobre todo porque en uno de los párrafos la nota preanuncia un escenario de conflicto que en el Ejecutivo no ven como justificable desde ningún punto de vista.

Ocurre que los dirigentes gremiales señalan que si el Gobernador no les abre las puertas en estos dos días que restan de la semana, para fin de mes declararán un paro a pesar que las escuelas están cerradas y los docentes en plenas vacaciones de verano.

En el Gobierno definieron esta advertencia como una "extorsión que busca desgastar la gestión en el año electoral", por lo que recomendaron a los docentes que "en su gran mayoría no están agremiados, que dirijan sus preguntas a Ricardo Colombi, Gustavo Canteros y a los legisladores que empecinadamente se negaron a aprobar el PAF en diciembre pasado".

Comentá la nota