Los gremios rechazan un ajuste en la Caja

Responsable: los referentes de los sindicatos públicos culpan al Gobierno provincial por la situación del sistema jubilatorio / El pago en negro de los salarios es otro de los principales reclamos al gobernador.
Los referentes de los principales gremios públicos provinciales aceptaron la propuesta del gobernador Juan Schiaretti de debatir la situación de la Caja de Jubilaciones, pero antes reclamaron "sinceramiento" y "autocrítica" al Gobierno provincial.

En líneas generales, los gremialistas "responsabilizan" a las últimas administraciones peronistas por el déficit que hoy tiene la Caja de Jubilaciones. "Resulta que ahora quien convoca a debatir el problema, es quien lo generó. El primer responsable de la crisis de la Caja es (José) De la Sota y (Juan) Schiaretti. Los trabajadores no vamos a tolerar ningún recorte, porque no cobramos jubilaciones de privilegio", aseguró Irina Santesteban, secretaria general del gremio de los judiciales.

Por su parte, Raúl Ferro, de la Asociación Bancaria, se mostró partidario del diálogo, pero puso condiciones. "Parece que los trabajadores somos los malos de esta historia. La convocatoria llegó tarde: primero recortaron, instalaron la ley de emergencia y luego nos llaman a debatir. Los trabajadores nunca rehuimos a la discusión. Hay que derogar la ley 9504, la ley de emergencia y ponerse a trabajar. Hay muchas cuestiones por resolver, como por ejemplo, que la Policía no puede estar en nuestro régimen", dijo el dirigente de los bancarios.

Por su parte, Juan Leyría, de Luz Fuerza, también cargó las tintas contra el Gobierno provincial. "Siempre hemos dicho que estamos dispuestos a discutir la situación de la Caja. Pero, el Gobierno debe sincerarse y poner todos los números sobre la mesa. Hay muchas mentiras dando vueltas en relación a este tema. No es cierto que la Provincia pongan 1.160 millones anuales para la Caja. La Nación aportó el año pasado casi 800 millones de pesos. Los 400 millones restantes para cubrir el déficit se genera porque la Policía y el personal del Servicio Penitenciario están dentro de nuestro régimen, que debería ser solventado por el tesoro provincial. A los trabajadores nos descuentan el 18 por ciento de nuestros salarios y la Epec aporta otro 27 por ciento por cada trabajador. ¿Cómo puede existir déficit?", se preguntó Leyría.

Coincidencias. En línea con sus colegas de los demás gremios, José Pihen, secretario General del Sindicato de Empleados Públicos (SEP) puso el acento en los porcentuales en negro que cobran los agentes públicos. "Aunque a la convocatoria del gobernador todavía no la discutimos en el gremio, en general, nos preocupa que nos llamen a debatir, cuando en realidad sabemos que quieren más recorte y ajuste. A los empleados públicos nos preocupa que alrededor del 30 por ciento de nuestros salarios están en negro. Esto nos perjudica de manera notable, luego cuando nos jubilamos", aseguró Pihen.

Desde la UEPC se apuntó a la "responsabilidad política" por la actual situación deficitaria de la Caja de Jubilaciones. El gremio de los docentes provinciales hizo hincapié en el fondo complementario que aportaron los trabajadores públicos provinciales. "Hasta ahora no se puede conocer el déficit real de la Caja, se oculta el destino real de los dos mil millones de pesos aportados al fondo complementario y se mantiene la intervención que impide la participación y contralor por parte de los beneficiarios", aseguró la UEPC en un comunicado.

Tratando de sumarse al debate, la comisión provisoria de jubilados provinciales y nacionales de Córdoba le envió ayer una carta al gobernador Schiaretti, solicitando la "inmediata" finalización de la emergencia previsional y la derogación de las leyes 9504 y 9562. También piden levantar la intervención de la Caja de Jubilaciones y devolver la conducción del organismo a los activos y pasivos provinciales.

Posición del oficialismo

Defensa. El titular del bloque de Unión por Córdoba, Daniel Passerini, defendió la convocatoria del gobernador Juan Schiaretti para hacer un amplio debate por la crisis de la Caja de Jubilaciones. "El gobernador planteó un debate abierto y no envió un proyecto porque no quiso encorsetar el debate. La reacción de la oposición a esa convocatoria es reclamarle al peronismo que haga autocrítica por la pasivización anticipada que se dispuso en 2002. Pues bien, no la vamos a hacer porque no consideramos que haya sido un error. Al contrario. La derogación del decreto 1.777 fue una recuperación de un derecho de los jubilados provinciales. Siempre hemos defendido la pertenencia de la Caja de Jubilaciones al sistema provincial, contrariando las acusaciones de que queríamos cederla a la Nación", dijo Passerini.

Comentá la nota