Los gremios pedirán $1,50 por la gamela de comunes

Hoy se reúne en la provincia el Secretariado Nacional de FOEVA -organismo que agrupa a los sindicatos que representan a los trabajadores de viñas y bodegas del país- para definir entre otros temas, el valor de la gamela de uva para la presente cosecha. Según trascendió, los trabajadores pedirán $1,50 por tacho de uva en la próxima temporada. Por otra parte, analizarán pedir en las paritarias del sector, un aumento en los salarios de los trabajadores de la actividad. Miguel Montaña, titular del sindicato local (SOEVA) aseguró que "la actividad vitivinícola no está en crisis y está en condiciones de asumir aumentos para sus obreros".
El año pasado los gremios pelearon por el mismo valor de la gamela, pero todas las negociaciones con los empresarios se cayeron y en definitiva nunca se llegó a un acuerdo. Finalmente, el valor del tacho de uva durante la temporada 2008, quedó en $1. Aquí en Mendoza, desde el sector empresario no han querido adelantar su propuesta y han optado por el "silencio de radio".

En San Juan -tal como lo adelantara Diario de Cuyo- los viñateros y bodegueros de la provincia habían advertido a comienzo de año que "con suerte" se podría pagar el mismo valor que el año pasado por la gamela de comunes, es decir $1. ¿Los motivos?, la crisis interna y externa que ya hicieron caer las ventas de vino y mosto, y el aumento de los costos en el país.

La cosecha en San Juan ya comenzó con las uvas finas, que siempre se cosechan primero; y ya marcaron una tendencia en el valor del tacho de uva. Los trabajadores están percibiendo un valor con una leve mejoría respecto al año pasado, entre $1,50 y $1,70 dependiendo de la finca; la misma caja de 18 kilos por la que el 2008 se pagó $1,40 y $1,50.

Otro de los temas que está en la agenda de hoy de los gremios, es el pedido de incremento en los salarios de los obreros de viña y bodega. La temporada pasada el acuerdo salarial con los empresarios cerró el sueldo de un trabajador de viña en $1.050, y el de bodega en $1.100. Habrá que esperar las paritarias para ver cual es el pedido concreto de aumento, ya que los sindicalistas aún lo están estudiando.

Ante éste panorama, las negociaciones entre los gremios y los empresarios prometen ser "muy duras" y repletas de cuartos intermedios: Este es un año complejo y el futuro remunerativo de los trabajadores del sector es clave para los gremios y de análisis fino para los empresarios, ya que la mano de obra en la vitivinicultura representa más de un 40% en el valor del producto final. Esta situación llevará a los bodegueros sacarle buena punta al lápiz a la hora de otorgar aumentos y definir precios.

Comentá la nota