Los gremios nacionales docentes pidieron piso salarial de $ 1.900

Gremios docentes nacionales pidieron hoy que el piso salarial se fije en 1.900 pesos, en el marco de la primera reunión técnica previa a paritarias, mientras el ministro de Educación, Alberto Sileoni, calificó la propuesta como "un disparate", pero confió en llegar a un acuerdo.
El reclamo formó parte de un listado de tres puntos presentado por los cinco gremios ante funcionarios de la cartera educativa, en el marco de la primera reunión de la Comisión Técnica de Financiamiento Educativo y Salario Docente, preparatoria de las paritarias que convocará el ministerio de Trabajo.

La secretaria general de la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA), Stella Maldonado, dijo que los gremios plantearon que "el monto del incentivo docente sea de 165 pesos a partir del 1ro de enero, que es lo que ya se está cobrando, pero queremos que quede fijo".

"También pedimos la incorporación de Río Negro en el Fondo Compensador de Desigualdades y la elevación del piso salarial del cargo testigo a 1.900 por mes", precisó la dirigente tras el encuentro que se concretó esta mañana en el Palacio Sarmiento, sede del ministerio nacional.

El ministro, por su parte, dijo en declaraciones a que "es un disparate" el piso salarial de 1.900 pesos reclamado por los gremios en el encuentro, del que no participó.

"Trajeron una propuesta para elevar el piso del mínimo que está en 1.490 a 1.900 pesos, lo que para nosotros es un disparate, es una suma totalmente absurda", afirmó Sileoni.

El funcionario manifestó: "Vamos a analizar toda la propuesta, pero el piso es inaceptable. Confiamos en llegar a un acuerdo", y sostuvo que "más allá de esta propuesta queremos ver si podemos llegar a un acuerdo razonable temprano para dar lugar a los acuerdos en las provincias".

"En ese marco ratificamos que el único camino es el diálogo. Quedamos en seguir discutiendo y en vernos. Seguro será la semana que viene", expresó el ministro.

Sileoni afirmó que "las clases empiezan el 1ro de marzo y vamos a trabajar para que empiecen. Queremos que no haya días perdidos en la educación argentina por ningún motivo".

En la reunión, presidida por el jefe de gabinete del ministerio, Jaime Perczyk, participaron el Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP), la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET), la Unión Docentes Argentinos (UDA) y la Confederación de Educadores Argentinos (CEA).

Maldonado expresó que el ministerio "no llevó una propuesta, fueron sólo a escuchar y dijeron que el Estado no está en condiciones de hacer frente al monto que pedimos".

Asimismo, aclaró que los gremios "no queremos hablar de porcentajes, sino de monto (respecto del piso salarial), porque ellos plantean que el actual piso salarial es de 1.490 pesos y nosotros decimos que es de 1.545 pesos. Como diferimos en ese punto, hablamos de monto y no de porcentaje".

En tanto, el ministerio de Educación porteño convocó para el 5 de febrero a los gremios docentes para iniciar las negociaciones paritarias del sector, en un encuentro que se formalizará a las 9 en la sede educativa de la ciudad, encabezado por su titular, Esteban Bullrich.

En un comunicado, el ministerio sostuvo que el objetivo de la reunión "es brindar el espacio para que los gremios docentes puedan plantear sus aspiraciones y necesidades en materia laboral".

Por su parte, el gremio de docentes bonaerenses SUTEBA dijo que reclamará al gobierno provincial un aumento salarial cercano al 25 por ciento en la reunión prevista para el lunes.

El titular de ese gremio, Roberto Baradel, marcó así una diferencia con el Frente Gremial Docente, que dejó trascender que pedirá un incremento del 20 por ciento.

"Lo que sí (el aumento reclamado) no va a ser inferior al 20 por ciento, yo creo que va a estar cerca del 25 por ciento", advirtió Baradel.

Baradel afirmó que el porcentaje de aumento salarial se decidirá "en el marco del Frente Gremial Docente Bonaerense y en forma conjunta".

Comentá la nota