Gremios locales declararon su pelea por "más dignidad" .

Los gremios de Junín que se alistaron en la Central de Trabajadores de Argentinos (CTA) realizaron una concentración conjunta en el Hospital Interzonal "Abraham Piñeyro". Por un lado, el objeto fue defender su pertenencia a esa matriz sindical a pesar de la relación sinuosa que mantiene con el gobierno nacional y, por otro, reclamaron mejoras salariales y condiciones más dignas de trabajo.
En ese marco, el secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) en el ámbito local, Julio Miguenz, advirtió que si no hay respuestas las medidas de fuerza "se van a ir profundizando" e incluso dejó la puerta abierta a que los paros se realicen en los sitios laborales.

"Amén de que el gobierno no nos quiera reconocer, estamos demostrando que la CTA existe en todo el país y que vamos a seguir firmes, hasta tanto nos contesten a los justos reclamos que venimos realizando desde la Central y los distintos gremios que la integran", expresó el dirigente.

Para Miguenz, es clara la intención del Poder Ejecutivo de minimizar la protesta, formulada "para que a la crisis no la paguemos los trabajadores sino los que más tienen".

"El gobierno hace oídos sordos y amenaza con descontar haberes. Si no hay respuestas las medidas se van a ir profundizando cada vez más y si tenemos que hacer el paro en los lugares de trabajo, lo vamos a hacer", advirtió.

En tanto, Susana Bogey, miembro del Suteba, señaló que hoy son 1.800.000 los afiliados que han elegido pertenecer a la CTA, "no obligados compulsivamente desde ninguna organización sino por propia opción".

Más adelante consignó que "a esta crisis deben pagarla aquellos que la gestaron, para que no se sigan sucediendo las patronales que han tenido grandes niveles de ganancia en los tiempos pasados, para que ningún trabajador esté con un salario por debajo del costo de vida y nadie en condiciones precarias de contratación".

Más ácido en sus dichos fue Adrián Pérez, titular de la asociación que nuclea a los profesionales de la salud pública (Cicop): "Esta es una central que negocia pero no hace negocios con el Gobierno, esto no es la CGT. Parece que fuera la única central de trabajadores que hay en la Argentina". A continuación adelantó que "seguiremos bregando por lo que nos corresponde y haremos 48 horas más de paro, los días 28 y 29 de este mes".

Del encuentro también participaron la Asociación Judicial y los jubilados y pensionados estatales, para quienes su presidente, José Luis Alvarez, solicitó un mínimo de 1.600 pesos, el 82 por ciento móvil y que la cobertura del PAMI sea más amplia.

Comentá la nota