Los gremios estatales retoman los reclamos salariales.

Los gremios estatales retoman los reclamos salariales.
La primera entidad sindical en formalizar un nuevo reclamo es la Asociación de Trabajadores Provinciales, ATP. Resolvió reclamar un salario de bolsillo de 1.500 pesos, lo que implica un incremento del 50 por ciento con respecto al actual. El gremio también exige que se pague a los estatales los 200 pesos "extras" que abonó la Nación a fin del año pasado. La cifra de sueldo mínimo pedida es similar al reclamo que hacen otros sindicatos. La próxima semana, los gremios enviarán notas al Ejecutivo para que responda la dema
El fin de febrero se acerca y el comienzo de los reclamos de incrementos salariales se reinicia. Acabó la chaya y los gremios estatales empiezan a ponerse serios y a solicitarle al gobierno una recomposición salarial que, para el Ejecutivo provincial, parece tan lejana como imposible.

El primer sindicato en formalizar su nueva petición para el año que se inicia es la Asociación de Trabajadores Provinciales, ATP. En una asamblea de delegados, el gremio resolvió pedir un incremento promedio del 50 por ciento para la categoría 6, la mas baja. Eso implica que el objetivo sindical es llegar a un sueldo de bolsillo mínimo de 1.500 pesos, contra los 1.000 pesos actuales.

El titular de ATP, Carlos Euliarte, dijo que la semana próxima el gremio elevará un pedido al gobierno provincial con lo resuelto por la asamblea.

“Los trabajadores están en una situación apremiante”, dijo Euliarte, quien además reclamó que el gobierno pague a los estatales los 200 pesos "extras" que abonó la Nación a fin del año pasado.

A tono con declaraciones suyas de la semana anterior, Euliarte rechazó la postura del gobierno, que ya ratificó su decisión de no incrementar los salarios estatales de modo masivo y solo podría aplicar recategorizaciones a los sectores de menores ingresos. Al respecto, el gremialista se preguntó: “como va a haber plata para elecciones y no para aumentos salariales”.

También la CGT "extraoficial"

La CGT no oficial que lidera el gremialista Fernando Salcedo, le reclamó al gobierno que "la política salarial que se aplica con los docentes se traslade también al resto de los trabajadores de la Administración Pública".

Si bien la CGT paralela aclaró que desde ese sector se acompaña y apoya "el esfuerzo económico que hace el Gobierno para realizar mejoras salariales a los docentes" reclamó sin embargo el mismo trato para con el resto de los estatales.

El año pasado, la CGT disidente presentó un petitorio al Gobierno con siete puntos en los que se expresaban sus reclamos: apertura de paritarias estatales, aumento de sueldos a estatales que lleve el piso salarial a 1.500 pesos con un básico de 980 pesos, modificación de la Ley de Escalafón para todos los empleados públicos, restitución del 2,5 por ciento de antiguedad anual y un plan de recategorizaciones.

Comentá la nota