Gremios estatales mostraron unidad en el paro

El abrazo que el secretario general de ATE, Roberto Simpson, le dio a Jorge Lezcano, titular de UPCN, fue quizás el mayor símbolo de unidad en la lucha de los estatales, que redoblarán la apuesta por paritarias y recomposición salarial profundizando el plan de lucha.
El paro de los estatales, de tres horas, se cumplió ayer con dispar acatamiento en las reparticiones públicas provinciales. Donde más se notó fue en el hospital Lucio Molas.

Media hora antes del mediodía, la explanada del Centro Cívico estuvo ocupada parcialmente por manifestantes que desde distintos puntos de la ciudad confluyeron en el lugar con sus pancartas, que hacían notar la presencia de ATE, Sipos, Luz y Fuerza La Pampa, UPCN, Judiciales, CTA, Municipales, Utelpa y Viales; también del Sitrasap. APEL, jubilados, Rentas, Catastro y Contaduría.

Arengados por Daniel Pérez, que no paró de dar consignas, y con el acompañamiento rítmico de redoblantes y bombos, los estatales escucharon a los representantes de cada gremio presente.

Los dos discursos más combativos fueron los de Ricardo Araujo, secretario general adjunto de ATE, y el de Carlos Ortellado, del Sitrasap.

Desorientación.

Araujo dijo que de la audiencia que el gobernador le concedió esta semana a los gremios estatales "sacamos una cosa muy positiva, nos juntó a todos. Teníamos diferencias entre los gremios, gracias, señor gobernador; estamos todos unidos y peleando por salario y paritarias".

Agregó que en esa reunión con Jorge "nos dimos cuenta que el señor gobernador está gobernando con los puños apretados: con un puño está agarrado de las polleras de Cristina (Fernández de) Kirchner, y con el otro puño sujeta fuertemente la llave de la caja fuerte".

"Nos dijo como consejo de una persona mayor, que atemperemos el reclamo. Estudiamos su propuesta, señor gobernador, y se equivoca, tenemos que aumentar el reclamo, porque si dice que se vienen tiempos difíciles, los trabajadores en la calle somos la única garantía para el cuidado del trabajo y el salario".

"Nos tiene que dar la paritaria, porque la única forma de orientar a este gobierno desorientado es que discuta con los trabajadores cómo enfrentar la crisis".

Araujo, también planteó que a la unidad de los gremios estatales se sumarán los demás trabajadores y los pequeños y medianos empresarios a la hora de discutir qué hacer frente a la crisis "porque si lo dejamos en mano de los gobernadores, arreglan con los Moneta y nos dejan para lo último; que se respete la fila, porque hace cinco años estábamos últimos y pese al crecimiento seguimos últimos. Que paguen los que se enriquecieron".

Paro de 12 horas.

"Le decimos al señor gobernador que no debe subestimar a los trabajadores cuando hacemos medidas de fuerza", recalcó el dirigente del sector de salud Carlos Ortellado, y sobre el pedido de "sensatez", realizado por el mandatario provincial, denunció al partido que gobierna La Pampa desde hace 25 años por la "insensatez" de haber construido la localidad de Casa de Piedra, el acueducto y el megaestadio.

También cuestionó el ofrecimiento de Jorge de las sumas en negro para paliar los efectos de la inflación: "Nos quieren comprar con 200 pesos en negro, cuando nuestra lucha es blanquear el salario de los estatales".

Ortellado finalizó su alocución diciendo "los trabajadores de la salud le vamos a pedir a todos los gremios la profundización de la lucha para que los paros tengan lo que tienen que tener: el impacto político en la sociedad. Por eso decimos que el próximo para tiene que ser de por lo menos 12 horas, de 7 a 19, para que los hospitales paren y no atendamos a nadie, y si es necesario que tampoco haya clases".

Utelpa y UPCN.

La secretaria general del gremio docente provincial, Noemí Tejeda, expresó la solidaridad de su gremio con los que ayer pararon. "Les damos fuerza para que sigan esta lucha, porque cada vez que nosotros (los docentes) luchamos y hacemos una medida de fuerza, contamos con el apoyo de ustedes que son los padres de los alumnos".

"Hoy más que nunca decimos que debe ser una concreción la unidad de los trabajadores que dependemos del estado provincial, más allá de la pertenencia a los distintos sindicatos. Esta es la única forma con la que lograremos que este gobierno entienda que es necesario que en Diputados esté una ley de paritarias para los estatales".

Tejeda aludió a la paritaria docente y cómo el gobierno "nos quiere negar que se discutan condiciones laborales, porque dicen que ésta es una cuestión que no está clara en la ley", frente a lo cual advirtió que el viernes, en un nuevo encuentro con las autoridades, "si no hay respuesta, nos sumaremos a la lucha y en un Congreso decidir una medida de fuerza, en la que ojalá podamos confluir todos los trabajadores estatales".

En la concentración de los estatales, en el marco del paro de tres horas, también habló Jorge Lezcano, de UPCN. Planteó la demanda de las asambleas de los estatales de que todos los sindicatos estuvieran juntos y que su gremio se sumó "a esta unidad del reclamo y vamos a estar todos juntos".

"UPCN al lado de todos y al frente de quien lo pida hasta que se recomponga la estructura del salario", afirmó Lezcano.

Reunión.

En los próximos días, los dirigentes de los sindicatos estatales se juntarán para comenzar a delinear la profundización del plan de lucha. La mayoría de los sindicalistas consideran que una medida de fuerza "más contundente" es lo que se impone.

Algunos hablan de la conformación de una Coordinadora de gremios vinculados con el estado provincial y la convocatoria a un paro de 12 horas.

Impulso a paritaria estatal

En 2006 ingresó a la Legislatura el proyecto de “ley de negociación colectiva para los trabajadores de la Administración Pública”. Comprendía todas las cuestiones laborales, incluída la salarial.

La diputada Claudia Giorgis (Frepam) pidió en la Comisión de Legislación Social y Salud Pública de la Legislatura la habilitación del proyecto de Ley de Paritarias para los estatales de toda la provincia –leyes 643 y 1279–, que fuera presentado en el 2006 por la Asociación Trabajadores del Estado.

En el mismo sentido pidió que se devuelva del archivo el proyecto presentado por UPCN, en el año 2004.

Giorgis, al ser consultada por LA ARENA sostuvo que “la iniciativa de re-impulsar el análisis de proyectos de Ley de Paritarias en este momento e, justamente, en el entendimiento que el nivel de reclamos de los distintos sectores de la Administración Pública Provincial ofrece motivos suficientes para que la Cámara se aboque a considerarlo”.

Sostuvo que “es el ámbito natural y legal donde debe darse el diálogo entre gobierno y trabajadores y es de vital importancia porque lo que se deriva de los acuerdos paritarios compromete a ambas partes”.

Razonó que “la conformación de mesas de diálogo siempre son importantes. Sin embargo –siguió– a veces lo que surge de allí cae en saco roto al no tener la potestad de ser vinculante en el cumplimiento de los acuerdos”.

Ratificó que es precisamente el ámbito de paritarias “donde se garantiza que las partes son pares, se tratan de igual a igual, se proponen los temas y se llegan a acuerdos o no. Y, cuando se arriban a acuerdos, los mismos deben ser homologados por el Ministerio de Trabajo y de obligatorio cumplimiento”.

Jorge menemista.

Al referirse a la actual situación de reclamo generalizado de los distintos sectores de estatales de la provincia dijo que “es imperioso el ámbito paritario donde el gobierno transparente la información oficial de la administración de la cosa pública y los trabajadores puedan establecer un orden de prioridades a sus propios reclamos”.

Se lamentó que se haya llegado a la situación de “estas últimas semanas” y lo atribuyó a la “continuidad de la política menemista en La Pampa, que siempre llevó adelante en sus distintas gestiones públicas el actual gobernador Jorge. Una política veloz cuando quienes presionan a la provincia son las grandes empresas como las petroleras, donde rápidamente llamó a la conformación de una mesa y mucho más rápido aún encontró soluciones. Esa misma celeridad no se ve para atender las demandas de los trabajadores”, comparó.

Por otra parte señaló que “conviene que paritaria no es sinónimo de ‘desvalijar’ al Estado sino de legitimar el ámbito legal de discusión, un ámbito donde se generan derechos pero también obligaciones. Que entendemos deberá servir no sólo a los trabajadores y al gobierno, sino también a los pampeanos que con sus impuestos sostienen los dineros públicos y que merecen una administración que responda eficientemente a sus necesidades”.

Finalmente en términos políticos consideró a la paritaria “una herramienta importante para avanzar en la profundización de la democracia transparentando los actos de gobierno. En este caso en lo referido a la relación con sus empleados, es decir con quienes llevan adelante cotidianamente las distintas tareas y servicios que el Estado Provincial le brinda a los comprovincianos”.

Comentá la nota