Los gremios están en pie de guerra y amenazan con paros

La fecha límite para las paritarias será el 1 de febrero, de lo contrario, los sindicatos iniciarán las medidas.
Si el Gobierno no apura el llamado a las paritarias con los gremios, este año la Vendimia podría ser conflictiva, ya que desde diferentes sectores anuncian medidas de fuerza durante las celebraciones si no se los convoca a discutir aumentos salariales. El blanqueo de personal, el cumplimiento de los convenios y las mejoras laborales serán algunos de los reclamos que marcarían las protestas sindicalistas.

Un reclamo multisectorial podría empañar los festejos vendimiales este año, ya que los sindicatos anunciaron medidas de fuerza si el Gobierno no convoca en los próximos días a los estatales a rediscutir salarios. Esto, motivado por el temor de los sectores de que el Gobierno no tenga recursos para aumentar los sueldos de los trabajadores (ver relacionado).

Para definir las acciones que se implementarán, los empleados del Estado están armando sus agendas de asambleas. "La primera asamblea será el 1 de febrero en la sede de ATE, pero ya estamos analizando tomar medidas de fuerza; la actitud del Gobierno nos lleva a manifestarnos fuertemente en la calle", señaló el secretario gremial de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Roberto Macho.

Sin embargo, algo que aseguraron desde ATE es la decisión de manifestarse en algunos actos vendimiales, algo que ya quedó establecido en la última asamblea. "Por el incumplimiento oficial del acta del año pasado ya fueron votadas las medidas de ir a la Vendimia. Pero como sabemos que es un acto para los mendocinos, si nos manifestamos será con los verdaderos trabajadores de las viñas, del agro, de salud, de parques, porque esta no es una Vendimia de empresarios sino de trabajadores", explicó Macho.

Desde Sitea y el SUTE también aclararon que se estudian protestas para las próximas semanas. Por el lado de la educación explicaron que si no se discute el tema salarial –que comenzaría con un piso de aumento de 20%– peligra el inicio del ciclo escolar, mientras que los estatales autoconvocados afirmaron que como es costumbre recurrirán al reclamo en las calles, lo que consideran como la única medida que escucha el Ejecutivo.

Dudas sobre los fondos para el aumento salarial

El principal temor de los gremialistas es que, una vez que comience el proceso de las paritarias, el Gobierno no cuente con los fondos para realizar aumentos salariales, ya que tampoco vinieron incluidos dentro de la norma presupuestaria para 2010.

Si se tiene en cuenta la pauta nacional –que prevé un incremento salarial de 10%– el Gobierno debería contar con $400 millones extra como base mínima, algo que desde la oposición señalan como un grave problema, ya que el Ejecutivo provincial prevé un gran déficit para 2010, sin tener en cuenta esos aumentos.

A pesar de que el Ejecutivo tuvo ayer su primera reunión de Gabinete –que duró más de cinco horas–, las paritarias y los aumentos no estuvieron dentro de la agenda oficial.

Comentá la nota