Gremios docentes piden urgente mesa de negociación salarial bajo amenaza de no comenzar las clases.

El secretario adjunto de Atech, Santiago Goodman, dijo que en la reunión mantenida el martes junto a la dirigencia de Sitraed y Sadopa, se decidió que si hoy jueves no hay respuesta a la solicitud urgente de una mesa salarial y una comisión paritaria en los términos de la ley provincial, que la semana pasada se presentó ante la Secretaría de Trabajo, se convocará a los docentes de toda la provincia a no iniciar el ciclo lectivo.
Goodman explicó que «durante todo este verano hemos sentido la imposibilidad del gobierno de generar algún tipo de aumento, esto hace que lleguemos a estas circunstancias, y evaluando todos estos puntos nosotros seguimos sosteniendo el mandato que tenemos de las escuelas y del congreso de diciembre pasado».

Adelantó que «tenemos una semana muy fuerte donde vamos a ratificar con los compañeros este mandato, y de ser ratificado en estos términos por los compañeros creemos que si no hay un aumento salarial, y de diálogo en relación a nuestro salario, en recomponerlo, en aumentarlo, no comenzaremos el ciclo lectivo».

Esta medida no alcanza, según aclaró, al período de examen del nivel primario, adultos y demás, que comienza el viernes y tiene toda la semana que viene, y el proceso de evaluación de la escuela secundaria que dura dos semanas.

Goodman confió en que la medida va a ser ratificada por los compañeros, «porque esto ha salido de ellos, no es un invento de la dirigencia, sino que es algo que está dando vuelta en los trabajadores de la educación».

Respecto al bajo acatamiento de convocatorias pasadas, el dirigente dijo que «ahora la situación es distinta porque hay un dato que me parece claro, antes había expectativas de un aumento porque de hecho el gobierno como empleador hablaba de factibilidades de aumento».

En cambio, finalizó, en este caso «la respuesta ha sido la imposibilidad constante de generar un aumento, y esto al bolsillo del docente que tiene las tarjetas al rojo vivo. Y si bien ninguno de nosotros es un experto en economía, pero con los avatares económicos que ha tenido la Argentina sabe que una crisis no se pasa guardando el dinero debajo de la cama».

Comentá la nota