Gremios docentes cuestionan el veto a ley de jubilaciones

La Federación de Educadores bonaerenses (FEB) y el Suteba cuestionaron duramente al gobernador Daniel Scioli por el veto a la Ley que restituía el premio a las jubilaciones.
"Es otro ataque directo a los derechos de los docentes", aseguró la titular de FEB, Mirta Petrocini, advertida de la decisión del mandatario provincial de vetar una norma impulsada por los gremios, y sancionada por la Legislatura en diciembre.

Mediante un comunicado oficial, ese gremio se quejó porque "al gobierno no le alcanza con los descuentos por paro, sino que ahora recurre a un derecho que había sido reconocido como legítimo por la Legislatura provincial".

Por su parte, desde el Suteba repudiaron la actitud del gobernador de la provincia de Buenos Aires de vetar la ley aprobada recientemente por diputados y senadores, por la cual se reconocían los derechos a cobrar la Retribución Especial por cese por Jubilación, a los docentes que no la habían cobrado durante el período 2002-2005 y por la que venimos luchando desde hace ocho años.

"Los docentes vemos, una vez más, como se confiscan nuestros derechos en forma injusta y arbitraria. Somos quienes más aportamos para que nuestro sistema jubilatorio logre el equilibrio deseado. La ley vetada ponía fin a una injusticia de años, como lo reconocieron los diputados y senadores al aprobarla por unanimidad", dijeron desde el gremio ceterista.

En este marco, desde el Suteba dijeron que "no bajarán los brazos ante esta decisión suya y con más fuerza que nunca redoblaremos nuestros esfuerzos hasta lograr que nuestros derechos se respeten".

Por su parte, la presidente de la FEB cuestionó los argumentos oficiales utilizados para vetar la ley, por considerar que "se recurre a tecnicismos y a excusas que no son suficientes para desconocer la ley sancionada".

"El gobierno provincial argumenta que esta ley imputa las erogaciones que devengan de la aplicación de dicha normativa al Presupuesto 2007 y no al Presupuesto 2010", dijo Petrocini y explicó que "es una cuestión puramente técnica, que podría subsanarse al momento de su reglamentación y no dejando sin efecto la decisión de la Legislatura".

Petrocini también expresó que ?las autoridades no pueden excusarse diciendo que carecen de datos para cuantificar la aplicación de la medida, porque es un argumento que carece de seriedad y no resiste mayores análisis?.

Por último consideró "vergonzosa la manera en que el gobierno siempre recurre al bolsillo de los trabajadores, en lugar de tener decisiones y definiciones políticas claras en materia financiera".

Comentá la nota