Gremios docentes condicionan inicio de clases a mejoras salariales

Gremios docentes condicionan inicio de clases a mejoras salariales
El gremio docente Utre-Ctera se declaró en estado de alerta y movilización por la falta de convocatoria del gobierno provincial para continuar las negociaciones salariales. Así lo resolvió ayer el plenario de secretarios generales del gremio que se realizó en Resistencia, con presencia de delegados de toda la provincia.
En el encuentro se resolvió solicitar un piso de un 25 por ciento en la mejora salarial y se facultó a la conducción del gremio a iniciar medidas de acción directa, que podrían incluir el no inicio de las clases en caso de que el sindicato docente no obtenga respuestas a sus planteos.

El secretario general del gremio, Daniel Aguirre, dijo que el plenario declaró el estado de alerta y movilización en virtud de la demora del gobierno provincial en convocarlos para reanudar las negociaciones salariales y por mejores condiciones laborales para los docentes chaqueños.

“Si no hay oferta salarial, el plenario facultó a la conducción del gremio a iniciar medidas de acción directa que implicarían el no inicio de las clases”, explicó Aguirre. Ayer en el plenario de Utre los delegados gremiales no ocultaron su preocupación por el poco tiempo que queda para reanudar las conversaciones con el gobierno, ya que el 20 de febrero es la fecha fijada para que los docentes se reincorporen en las escuelas.

El plenario también solicitó que las autoridades del gobierno implementen en el primer semestre del año los mecanismos que permitan subsanar las diferencias salariales que existen actualmente entre los docentes de la provincia. Esto significa modificar el nomenclador, explicaron dirigentes del sindicato.

Además, se solicitó la urgente convocatoria a paritarias docentes.

Comentá la nota