Gremios docentes van a la carga por una mejora salarial

Advierten que habrá más medidas de fuerza. APOYO. Alumnos de la Escuela Normal hicieron una sentada en la peatonal.
El repudio a la represión que sufrieron los docentes de la Capital Federal sirvió como pretexto para que los educadores tucumanos instalaran con fuerza el reclamo salarial ante el Gobierno provincial.

Tras concretar un paro por 24 horas que afectó principalmente a las escuelas públicas, los referentes sindicales de todas las organizaciones que representan al sector aprovecharon la ocasión para advertir al Poder Ejecutivo que el planteo por un incremento en los haberes se profundizará en las próximas semanas. “Mañana, en Alberdi (por hoy), comienzan las asambleas zonales para debatir el tema salarial y el viernes 31 el congreso tomará una decisión sobre los pasos a seguir”, dijo el titular de ATEP, César Zelarayán. El dirigente estimó en un 96% el acatamiento a la medida de fuerza en los establecimientos del Estado.

Sumaron su adhesión a la convocatoria nacional de la Ctera y de la CTA los docentes de la UDT y de los colegios privados enrolados en Sadop. “Sigue vigente el reclamo salarial; vamos a seguir con el plan de lucha exigiendo una respuesta de parte del gobierno. Las manifestaciones y el paro son un llamado de atención no sólo para el gobierno de Mauricio Macri sino para todos aquellos que no han hecho una propuesta digna para la docencia. Antes de fin de año deberíamos tener una recomposición”, emplazó Teresa Hernández de Ramayo.

“La necesidad de una recomposición en los haberes es imperiosa, ya que se acumulan muchos meses de pérdida del poder adquisitivo a causa de la inflación”, añadió el secretario general de la UDT, Carlos Giménez, luego de una reunión que mantuvo junto con referentes gremiales universitarios (Adiunt), que se sumaron al paro a partir de las 11. APEM y AMET, en tanto, se adhirieron simbólicamente al paro y concurrieron a las aulas, ya que los gremios están bajo una conciliación obligatoria dispuesta por la Secretaría de Trabajo, en el marco de las negociaciones salariales ya iniciadas con la Provincia.

En tanto, la ministra de Educación, Silvia Rojkés de Temkin, repudió los hechos de violencia ocurridos en Buenos Aires y que desencadenaron el paro, pero aclaró que la situación local es diferente. “No nos gustan las situaciones de violencia. Podemos entender una medida de fuerza por solidaridad, pero debemos sostener los días de clase”, sostuvo. “Debemos distinguir cuál es la situación de Tucumán. Estamos con un dinamismo real. Tenemos un sobrecumplimiento de las metas, lo que redunda en un mayor presupuesto para educación. No hay proyecto que Tucumán no cumpla. No sé si estamos en condiciones de hablar de un aumento salarial”, remarcó.

Comentá la nota