Los gremios docentes aguardan discutir salarios

El gobernador Hermes Binner confirmó que las paritarias docentes comenzarán en febrero, pero insistió en que es "imposible pagar un 20 por ciento de aumento". Tras conocer el anuncio, los representantes de los gremios de los docentes públicos y privados en Rosario coincidieron en decir que el aumento salarial es "una deuda de 2009" y que "tanto el comienzo como la continuidad del ciclo lectivo" dependen de la propuesta del gobierno.
"La provincia no es independiente de lo que ocurre a nivel nacional, el 70 por ciento de los recursos depende de la coparticipación; tenemos un alto grado de dependencia" dijo ayer Binner. Y luego se explayó: "A nivel nacional no se habla de aumentos de sueldos". Dijo también que "la propia Confederación General del Trabajo (CGT) prorrogó esto hasta julio. "En la medida en que la población conozca cuáles son los ingresos, cuáles los egresos y cuánto es el gasto, tendremos la dimensión real de lo podemos incrementar el salario de los trabajadores", manifestó.

Cuando en rueda de prensa se le sugirió a Binner que "el 1º de marzo las clases deberían comenzar en Santa Fe", el gobernador interrumpió enfático: "No deberían; tienen que comenzar".

Los gremios. Tanto el delegado local de la Asociación el Magisterio de Santa Fe (Amsafé), Gustavo Terés, como el secretario general del gremio de los docentes privados (Sadop), José Aizza, coincidieron en varias lecturas tras conocer que el comienzo de las paritarias ya tiene fecha. Ambos dijeron que terminó 2009 con conflicto, por la falta de propuesta de aumento salarial, lo que consideran una "deuda". Y no descartaron que los docentes resuelvan no iniciar las clases si no hay una oferta "seria", a la que Terés relacionó con el 20 por ciento de inflación y Aizza con el aumento de subsidios de la Nación a la provincias (entre el 18 y el 23 por ciento). "Esas serían más o menos las cantidades que pondríamos sobre la mesa los docentes privados. Nos llama la atención la negativa anticipada del gobernador cuando aún no nos hemos sentado a dialogar y eso es la esencia misma de la paritaria. Los maestros nos capacitamos para estar frente al aula, pero si no hay avances sustantivos en la paritaria, no sólo peligra el inicio sino también la continuidad de las clases", dijo el gremialista del Sadop.

En tanto, Terés remarcó que esta negociación es "una continuidad de las negativas de fin del año pasado. "En la segunda semana de febrero los maestros vuelven a las aulas. Evaluaremos qué nos ofrecen y, sin una propuesta seria, las clases no comenzarán".

Comentá la nota