Gremios docentes acordaron que sólo aceptarán aumentos si van al básico.

Los principales gremios docentes del Chaco se reunieron ayer con la intención de unificar sus estrategias en la negociación salarial con el gobierno, y acordaron que sólo aceptarán del Poder Ejecutivo propuestas que consistan en incrementar el sueldo básico del sector.
Eso implica un anticipado rechazo sindical a la idea del gobierno provincial de intentar paliar el conflicto con otro tipo de compensaciones, como descuentos en supermercados o un adelantamiento de los pagos de sumas no bonificables que se abonan por el Fondo de Incentivo Docente.

Eso o nada

Los gremios se reunieron en la sede de la Universidad Popular. Tras el encuentro, Rosa Petrovich, de Atech, advirtió que “el reclamo es concreto y necesita una respuesta concreta, de lo contrario continuarán las medidas de fuerza que definan los docentes”.

“Lo más importante de esta reunión fue la unificación del reclamo salarial entre todos los gremios, que pasa por obtener una respuesta de incremento al sueldo básico; ni tique canasta ni montos en negro”, dijo en declaraciones al portal DiarioChaco.com.

Petrovich confirmó que fueron citados para mañana por el gobernador Jorge Capitanich, y que a ese encuentro los sindicatos asistirán de manera conjunta.

Además de Atech, participaron de la reunión Utre, Sitech Federación y AMET. La reunión en Casa de Gobierno será a las 8, y luego las entidades decidirán qué medidas toman. Si el gobierno no formula propuestas para subir los básicos es seguro que los gremios dispondrán nuevas medidas de fuerza.

Pilatti: No habrá plata

Por su parte, la ministra de Educación María Inés Pilatti Vergara pidió que “no se creen falsas expectativas” con relación a la convocatoria del gobierno provincial a todos los gremios docentes para mañana, porque allí no habrá ninguna oferta de incremento salarial.

En declaraciones radiales reproducidas por el portal ChacoDíaporDía, Pilatti dijo que la reunión “surgió porque uno de los gremios (Utre -Ctera) se la propuso al gobernador Capitanich, y él con la amplitud que lo caracteriza y con su vocación de diálogo consideró que no teníamos por qué negarles la posibilidad de tener una reunión con todos los gremios mañana”.

Pero de inmediato aclaró que “en realidad no hay un temario fijado ni tampoco novedades salariales”, por lo que pidió que “nadie venga con esas expectativas”.

“No hay plata por unos cuantos meses, y el viernes tampoco va a haber plata. Nos vamos a sentar a conversar para ver de qué manera podemos seguir trabajando durante estos próximos meses en otros temas que son igual de importantes que un posible aumento salarial, y que tienen que ver con la calidad educativa de todos nuestros hijos, incluidos los hijos de los dirigentes sindicales”.

Comentá la nota