Los gremios disidentes deciden como sigue su plan de lucha

Las últimas movilizaciones no tuvieron el eco esperado y reunieron pocos manifestantes. En la última de mayor concentración, se registraron incidentes cuando municipales rompieron vidrios en el anexo de Legislatura. Este lunes, los gremialistas analizarán si continúan en las calles o cambian la estrategia del reclamo.

Los principales referentes de los gremios disidentes que rechazan la política salarial del gobierno y exigen un incremento mayor al otorgado este mes para el sector público, se reunirán este lunes para decidir la modalidad bajo la cual continuarán adelante con su plan de lucha, luego que las últimas movilizaciones a Plaza 25 de Mayo mermaron en la adhesión de manifestantes.

En este encuentro, que tendrá lugar a partir de las 11 en la sede del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM), participarán el secretario general de este gremio Carlos Del Giorno, Carlos Laciar (titular del SITRAPP) y Fernando Salcedo (CGT Disidente).

Los gremialistas buscan elaborar una nueva estrategia de protesta en reclamo de una recomposición salarial al Gobierno, para que el sueldo mínimo de bolsillo llegue a 2.000 pesos antes de fin de año. El aumento anunciado por el gobierno, a partir del pasado 1 de octubre y a cobrar en noviembre, lleva el sueldo mínimo a 1.420 pesos.

Las últimas dos marchas realizadas no tuvieron los resultados esperados por los gremios, ya que el nivel de convocatoria bajó notablemente en relación a lo que sucedió en las semanas anteriores, cuando la protesta sindical parecía cobrar cada vez mayor importancia.

Laciar adelantó que en la reunión se buscará "un cambio de estrategia" en la protesta por el reclamo de aumento salarial, aunque no descartó que se continúen llevando adelante las movilizaciones callejeras.

Una de las alternativas que manejaban los gremios es comenzar con medidas de fuerza de carácter sorpresivo, aunque esto aún no fue decidido por los referentes sindicales del sector.

Comentá la nota