Los gremios deciden cómo seguir con el plan de lucha

Mañana se reúnen los principales referentes del sector. Analizan un cambio de estrategia

Los principales referentes de los gremios disidentes se reunirán mañana por la mañana para decidir la modalidad bajo la cual continuarán adelante con su plan de lucha

En este encuentro, que tendrá lugar a partir de las 11 en la sede del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM), participarán el secretario general de este gremio Carlos Del Giorno, Carlos Laciar (titular del SITRAPP) y Fernando Salcedo (CGT Disidente) además de representantes gremiales de estos tres sindicatos.

El desafío para los gremio disidentes será elaborar una nueva estrategia de protesta en reclamo de una recomposición salarial al Gobierno.

Las últimas dos marchas realizadas esta semana en las calles del microcentro no tuvo los resultados esperados por los gremios ya que el nivel de convocatoria bajó ostensiblemente en relación a lo que sucedió en las semanas anteriores donde la protesta sindical parecía cobrar cada vez mayor importancia.

Consultado por NUEVA RIOJA, Carlos Laciar adelantó que en la reunión de mañana se buscará "un cambio de estrategia" en la protesta por el reclamo de aumento salarial aunque no descartó que se continúen llevando adelante las movilizaciones callejeras.

Una de las alternativas que manejaban los gremios es comenzar con medidas de fuerza de carácter sorpresivo, aunque esto aún no fue decidido por los referentes sindicales del sector.

Pese a que la convocatoria en la marcha del último jueves no fue la esperada, los gremios ratificaron allí su plan de lucha y pusieron el acento en los nuevos 50 millones de pesos extracoparticipables que consiguió la Provincia para el año 2010.

Como se recordará, la Nación confirmó esta semana que en el Presupuesto Nacional 2010, La Rioja contará ahora con 500 millones de pesos extracoparticipables contra los 450 millones que ya se habían garantizado. Esta cifra colma los objetivos del Gobierno Provincial pero aumentó el malestar de los gremios. "Si entra más plata a la Provincia es justo que haya una mejor distribución y parte de ese dinero tiene que ir para los salarios de los traba-

jadores estatales", afirmó ayer Laciar.

Los gremios disidentes piden un sueldo básico de 1.000 pesos y un salario de bolsillo que no sea inferior a los 2.000 pesos.

Los Datos

Los gremio disidentes ya llevan 5 semanas de movilizaciones.

Quieren un básico de 1.000 pesos y un piso salarial de 2.000 pesos.

Comentá la nota