Los gremios convocan a una protesta

Para el 11 de enero, 3 entidades sindicales convocaron a una manifestación, en señal de protesta por el tijeretazo a los salarios de los empleados públicos que habían sido recategorizados. También hubo asambleas en diferentes áreas del Gobierno. Piden analizar caso por caso.
La concentración de empleados estatales prevista para el lunes 11 de enero ser realizará a las 10 de la mañana en la plaza 25 de Mayo, manifestación enmarcada en el estado de alerta y asamblea permanente que los gremios organizadores de la medida comunicaron formalmente a las autoridades de la Provincia y la Nación, según indicaron desde la CTA.

La medida adoptada por la Administración Pública para evitar el pago de sobregastos en los sueldos, encendió ayer intensas luces de alerta en los sindicatos de la actividad estatal, que ya abrieron asambleas y preparan una manifestación en enero. En los gremios protestan contra la decisión oficial de no abonar los salarios actualizados con las recategorizaciones posteriores al mes de agosto y esperan aun que se divulgue una norma que sostenga legalmente el tijeretazo en los haberes.

Una central obrera y dos sindicatos de la actividad estatal, se abroquelaron ayer para organizar una concentración en la plaza 25 de Mayo el próximo lunes 11 de enero, con el objetivo de llevar al vecindario del Poder Ejecutivo el resquemor de los trabajadores afectados por la medida de ahorro que implementó la Administración Pública a partir del lunes. Ese día comenzó a pagarse la segunda cuota del sueldo de diciembre a los empleados públicos.

La manifestación es organizada por la Central de los Trabajadores Argentinos (CTA), la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y la delegación provincial de la Unión del Personal Civil de la Nación (Upcn), que desde el lunes último, al recibir las primeras noticias sobre el recorte en los sueldos, desarrollaron asambleas en diferentes oficinas públicas.

Luego de que cada entidad gremial se declarara formalmente en estado de alerta y asamblea permanente, organizaron encuentros de trabajadores en horarios de oficina en la Dirección de Rentas, en el Sisper y el Ministerio de Salud Pública el lunes, mientras que ayer se concretaron reuniones en Catastro.

"Tomaron una decisión unilateral sobre el salario de los trabajadores y eso no tiene nombre, cortaron la soga desde lo mas fino", manifestó ayer el titular de la CTA, Feliciano "Chano" Romero, quien se expresó en contra de la "falta de información oficial" sobre la determinación de recortar sueldos a los beneficiarios de las recategorizaciones de personal decretados en el epílogo del Gobierno saliente.

"No se puede desconocer que existe una Mesa de Relaciones Laborales que definió legalmente la decisión de mejorar la situación de numerosos trabajadores que sufrían la injusticia de permanecer degradados en sus puestos", argumentó Romero al insistir en la necesidad de sostener los decretos de ascensos.

Pero la CTA no fue la única entidad en manifestar el resquemor.

El titular de la Asociación de Profesionales de la Salud de Corrientes (Asprosac), Néstor Ayala, aseguró que con los blanqueos y reencasillamientos "se tomaron medidas muy justas" debido a que se trataba -en muchos casos- de personal que revistaba en clases inferiores a las que les correspondían "desde hace tiempo".

"Pero también es cierto que cuando se tomaron esas decisiones se tomaron decisiones en el marco de pagar favores políticos; eso debe ser revisado rápidamente porque hay gente que fue bien reencasillada", reclamó el médico.

El referente de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (Atsa) Ramón Romero, indicó que "el gremio ha tomado una postura y va a defender todo lo que este dentro de la ley". "Todos los que estén dentro de los seis meses, están en regla, y si hay irregularidades, eso lo tiene que aclarar el gobierno actual", reclamó.

Comentá la nota