Más gremios confirmaron su adhesión al paro general

A la iniciativa impulsada por ATE, varios gremios ya ratificaron su participación en una posible medida de fuerza masiva que se realizaría el martes. Textiles, judiciales, profesionales médicos y trabajadores de la construcción se mostraron ampliamente disconformes con las medidas impulsadas desde el Gobierno. Todos reclamaron más diálogo para paliar la crisis. La UOM y la Cámara de Comercio no se plegarían a la huelga pero realizarían sendas manifestaciones.

La asamblea ordinaria realizada por la Asociación de Trabajadores del Estado anteayer en su sede riograndense sirvió como punta de lanza para que varias entidades gremiales públicas y privadas se pronuncien a favor de la realización de un paro general la próxima semana.

Es que las entidades encargadas de defender los derechos de los trabajadores coinciden en que el Gobierno garantiza el diálogo ante la necesidad de recomponer los salarios y, sobre todo, de cumplir los acuerdos firmados con anterioridad.

Y de esa forma, el encuentro intersindical pautado para el próximo martes en Tolhuin será un formalismo para aquellos que muchos ya consideran un hecho, un paro general que afecte el normal desenvolvimiento de las entidades y organismos públicos como así también algunos establecimientos privados.

Es así que a la medida impulsada por ATE se sumarían los gremios de la Federación Obrera Nacional de la Industria del Vestido y Afines (FONIVA), Asociación Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA), Empleados Judiciales, la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) y la Asociación de Profesionales Médicos del Hospital Regional Río Grande.

Además, anunciarían su apoyo el Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación Fueguina (SUTEF), que al igual que la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) no se plegarían a las medidas de fuerza por la crítica situación que atraviesan ambos sectores, con sendas amenazas de suspensiones y descuentos de días no trabajados.

Sin embargo, anoche en Ushuaia los gremios estatales decidieron parar el martes, decisión tomada por ATE, SAT, SUTEF, ATSA y Judiciales, además de la Uocra y la UOM.

FONIVA para por los despidos

El gremio textil es uno de los más afectados por la reciente crisis ya que desde hace varios meses, los trabajadores del rubro no perciben remuneración alguna y además en los últimos días se complicó aún más el panorama debido a despidos concretados por las empresas.

El delegado Organizador de FONIVA, Adolfo Arjona, precisó que "la situación de nuestro gremio es complicadísima y se avizora un futuro poco alentador porque las empresas además están decididas a echar a los empleados que permanecen en planta".

Asimismo, Arjona aseguró que "vamos a parar y a movilizarnos porque no podemos seguir así. La situación de los trabajadores textiles es agobiante y hay muchos que ya ni siquiera pueden pagar el alquiler de sus casas".

Sanidad en pie de guerra

Otro de los gremios que más pronunciamientos ha realizado en contra de la situación actual es el que nuclear a los trabajadores de la Sanidad y en la figura de su representante en Río Grande, Alejandro Pérez, quien en más de una oportunidad repudió la falta de diálogo del Gobierno con el sindicato de la sanidad.

"A la situación de los trabajadores con los que hubo que luchar por lograr algunas recomposiciones que ya quedaron desactualizados, se le suma la medida de desarancelamiento que lo único que hizo fue estropear aún más el sistema de salud fueguino", precisó Pérez.

Asimismo, el representa sindical precisó que "con este Gobierno, la única forma de llegar a que escuchen un reclamo es a través de una medida de fuerza porque hemos intentado de todo y nunca pudimos ponernos de acuerdo".

UOCRA y Judiciales también sufren la crisis

Desde el sindicato de la construcción auguraron un mal panorama para los trabajadores teniendo en cuenta que además de la veda invernal, se avecinan épocas donde el rubro percibirá una desaceleración muy marcada.

"Por ahora hay algunas obras en construcción pero en líneas generales trabajamos entre un 30% y un 40% menos que la misma época del año pasado", precisaron desde UOCRA al tiempo un alto representante gremial sostuvo que "no hubo hasta ahora ninguna contacto directo con funcionarios provinciales para hablar sobre la crisis que ya se siente en la provincia".

Por su parte, Luis Bechis, autoridad gremial de los Judiciales, ya anticipó la adhesión de ese gremio a una posible medida de fuerza dado que desde hace varios meses el diálogo con el Gobierno fueguino está cortado y no hay posibilidades de acercar posturas sobre una posible recomposición salarial.

Profesionales Médicos en pie de guerra

El Dr. Luis Carmassi, autoridad máxima de la Asociación de profesionales Médicos del nosocomio riograndense, anticipó que la próxima semana realizarán una Asamblea previa al encuentro en Tolhuin y donde seguramente avalarán el paro general dado el descontento que hay en el sector con las políticas aplicadas en salud pública.

"Hemos sufrido una importante sangría de profesionales que afectan al sistema y eso lo venimos anunciando desde hace muchos meses, a pesar de que la gobernadora Fabiana Ríos nunca se hizo eco de nuestro reclamo", precisó al respecto Carmassi quien además aseguró: "No vamos a permitir que se confunda a la gente porque esto no tiene que ver con lo salarial".

Asimismo, el médico cirujano aseguró que "el máximo responsable de esto que pasa en la provincia es la punta de la pirámide, que en este caso es la Gobernadora" y criticó: "Los aires ministeriales hacen que algunos se olviden de donde salieron".

UOM, SUTEF y Comercio no paran pero reclaman diálogo

Debido a la situación que atraviesan estos tres gremios, TIEMPO Fueguino pudo saber que en cada caso se evalúan diferentes acciones aunque llegar a las medidas de fuerza no sería precisamente el objetivo primordial para hacer saber el descontento reinante en diversos sectores.

El gremio metalúrgico no avanzaría en un paro puesto que la delicada situación provincial del rubro impide forzar a los trabajadores a realizar medidas de fuerza, evitando de esa forma posibles suspensiones y descuentos en haberes mensuales.

Del mismo modo, la Cámara de Comercio de Río Grande aseguró a través de su máxima figura, Diego Navarro, que "no vemos viable realizar una medida de fuerza pero sí consideramos viable apoyar la decisión que tome la intersindical".

"La Gobernadora tiene que sentarse a dialogar", aseveró Navarro quien además dijo: "No vemos viable parar en este momento pero acompañaremos a los gremios a la hora del diálogo".

Por su parte, los trabajadores de la educación decidieron no acompañar el posible paro general en una decisión sumamente dividida y que permitirá entonces que las clases comiencen en tiempo y forma.

En lo que sí coincidieron las tres agrupaciones es en generar los caminos imprescindibles para que el diálogo con los funcionarios de Gobierno no se resienta y pueda llegarse, a través de esa vía, a una solución que atenúe los efectos de esta crisis global que repercute de sobremanera en la economía fueguina.

Comentá la nota