El gremio responsabiliza a las empresas y denuncia una actitud "cartelizada".

El titular de la Federación Argentina Sindical del Petróleo y Gas Privados (Faspygp)Alberto Roberti, responzabilizó a las empresas distribuidoras de las consecuencias de la medida de fuerza.
   El sindicalistas denunció que "la tremenda irresponsabilidad e insensibilidad de la patronal monopólica de la industria extranjera y argentina que opera en el sector del gas" que "mientras se niega a aumentar los salarios de los trabajadores e irrespeta las condiciones del convenio colectivo trabajo, propugna el aumento del precio de la garrafa de gas".

   El gremio cargó, además, contra "la actitud inescrupulosa de las empresas: Repsol-YPF, Shell, Total, Amarilla, Extragas, Italgas, Citygas y New Gas, que aprietan al gobierno y a los trabajadores queriendo aumentar el valor del gas y haciendo desaparecer la garrafa social de las bocas de expendio porque según sostiene "no les conviene que estas se vendan".

   Agrega mientras tanto, desde "hace dos meses se niegan a modificar el salario paupérrimo de nuestros compañeros en una actitud típica de los carteles o grupos que manejan actividades ilícitas".

   Roberti denunció que las empresas a sus trabajadores "les pagan sueldos distintos por la misma tarea, los obligan a trabajar casi 20 horas diarias sin abonar las horas extras y pretenden compensarlo con un miserable premio de 30 pesos diarios".

El mapa nacional. Como consecuencia del bloqueo en las plantas, en Jujuy no se está vendiendo garrafas en toda la provincia.

   El bloqueo jujeño causó inconvenientes a las familias que adquieren la garrafa social y aquellos comerciantes que usan el gas envasado para elaborar sus productos en la vía pública.

   Por otra parte, en Posadas (Misiones), los operarios nucleados en el Sindicato Unico Petroleros (Supe) ocuparon las plantas de fraccionamiento y a raíz de la protesta —que incluye la no provisión a los hogares ni el transporte del combustible desde las bocas de abastecimiento ubicadas en otros puntos del país— podría derivar un faltante que complicaría la situación de miles de hogares en Misiones.

   Esa provincia, además de Chaco, Corrientes y Formosa, no cuenta con el servicio de gas por redes y sus habitantes utilizan garrafas de 10 a 45 kilos para el uso doméstico, aunque los grandes consumidores recurren los mismos elementos pero con capacidad industrial.

Comentá la nota