El gremio papelero aboga por una CGT única

Al término de sus deliberaciones en Mar del Plata, la Federación de trabajadores de la industria del papel, dio una declaración en términos políticos.
Para recuperar la confiabilidad y representatividad de los trabajadores frente a las ambiciones políticas que impiden la defensa de sus derechos, se deben superar los intereses personales y sectoriales, manteniendo una fluida relación intersindical que impulse la unidad de las organizaciones en una central única".

El citado párrafo pertenece a una declaración que la Federación de Obreros y Empleados de la Industria del Papel, Cartón y Químicos, dio a conocer tras su 45ª reunión ordinaria celebrada en Mar del Plata días atrás.

Con un tono crítico, la entidad sindical que lidera Blas Alari, señala que "el contexto político, económico y social del país es adverso a los trabajadores y a las organizaciones sindicales. Las condiciones económicas y las políticas nacionales restringen las posibilidades de expansión salarial y de mejora de las modalidades laborales".

Irresponsabilidad empresaria

Afirma luego que "la falta de responsabilidad empresaria ha llevado a una situación de retroceso en el desarrollo nacional, que sumada a la falta de una política industrial, limitan la producción disminuyen los puestos de trabajo. Por otro lado, existe una fuerte presión impositiva que se carga sobre la producción y disminuye el poder adquisitivo de los salarios. Asimismo, se atenta contra las organizaciones de los trabajadores, consolidando en el presupuesto nacional los fondos de la seguridad social y de obras sociales".

En una alusión directa a movilizaciones realizadas recientemente en la Capital, el gremio papelero dice que "una militancia subvencionada se moviliza desafiando las reglas de la convivencia, aumentando la provocación de grupos y partidos políticos informales contra los trabajadores y sus organizaciones".

"Fines ocultos"

La declaración continúa en estos términos: "Para recuperar la confiabilidad y representatividad de los trabajadores frente a las ambiciones políticas que impiden la defensa de sus derechos, se deben superar los intereses personales y sectoriales, manteniendo una fluida relación intersindical que impulse la unidad de las organizaciones en una central única".

"Una situación de inseguridad con fines ocultos, ha generado incertidumbre y descreimiento en las instituciones de la República. Para superarlos, deben erradicarse el delito y la muerte en las calles, entendiéndose que los derechos humanos comprende los de la víctima".

"Ante este escenario que afecta la vida cotidiana de los habitantes de la Nación, ratificamos nuestra posición en defensa de las instituciones como sustento de la democracia y repudiamos supuestos intentos desestabilizadores, a la vez que exigimos al Gobierno Nacional el ejercicio pleno de sus facultades dentro del Estado de Derecho".

Comentá la nota