El gremio municipal rechazó la oferta salarial

La cúpula del sindicato de Empleados Municipales Agremiados (EMA), rechazó de plano el ofrecimiento de cien pesos no remunerativos a los trabajadores de la comuna y anticipó que consultarán a las bases los pasos a seguir en la búsqueda de una recomposición en los haberes de los empleados públicos capitalinos.
El encuentro duró más de dos horas en un clima tenso, donde los gremialistas no compartieron la exposición del secretario de Hacienda, Carlos Acosta, sobre la delicada situación económica de las arcas municipales.

La secretaria General del EMA, Gloria Principato, afirmó que el funcionario municipal "ofreció como única recomposición salarial una suma fija de 100 pesos. Nosotros en principio la rechazamos", tras recordar que el año pasado se había acordado "no tener sumas fijas en nuestros sueldos".

Para la dirigente quedó claro en la reunión que "el gremio no va a aceptar los 100 pesos por la sencilla razón de que perjudica a todo el mundo principalmente a nuestros jubilados porque no le llega el aumento y también a la gente que esta en condiciones de jubilarse en los próximos meses".

Oferta irrisoria

La titular del sindicato municipal admitió que le dijo a Carlos Acosta que el aumento ofrecido "es una bolsa de comida en cualquier supermercado", resaltando que la oferta es "irrisoria".

"Queremos mantener el optimismo de que el intendente López realmente hable de una recomposición salarial y no de tirarle una migaja a los empleados municipales, estamos cansados de la excusa de Pentamar así que nosotros volvimos a plantear lo que planteamos desde el principio, falta de gestión, aseveró la gremialista local.

Principato profundizó dicha reflexión subrayando que en la comuna capitalina "no hay prioridades y lamentablemente mas allá de los dichos que después comprobamos que no se condicen con las acciones, la variable de ajuste del descalabro económico y financiero del municipio siguen siendo los empleados municipales de planta permanente".

Posición de ATE y UPCN

Asimismo la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), mantuvo una reunión con el secretario de Hacienda, Carlos Acosta, donde le informó que la posición del gremio estatal es que ningún trabajador "gane por debajo de los dos mil pesos".

"Nuestro gremio todavía no concluyó con las conversaciones con el Poder Ejecutivo municipal, aunque dejamos en claro que nuestra posición es que ningún trabajador puede estar por debajo de los 2000 pesos de salario", remarcó el secretario Gremial, Marcelo Bezunartea.

Por último el viernes Acosta recibió a la dirigencia local de Unión Personal Civil de la Nación (UPCN), para discutir una recomposición salarial, aunque las negociaciones pasaron a un cuarto intermedio hasta el lunes a la mañana.

La delegada de UPCN en la comuna capitalina, Ana Manríquez, se limitó a señalar que hay "buenas perspectivas respecto a una recomposición salarial", pero se excusó de dar mayores precisiones.

Comentá la nota